¿Dejar el carro en la casa a cambio de qué?

Dueños de carros particulares que ‘se pasaron’ a Transmilenio lo cuestionan por la inseguridad e irregularidades en rutas por parte de los operadores.

Redacción Vehículos

01:53 p.m. 09 de junio del 2017
Transmilenio es cuestionado por demoras, inseguridad e irregularidades en rutas.

Transmilenio es cuestionado por demoras, inseguridad e irregularidades en rutas.

Una carta de propietarios de automóviles cuestionando las irregularidades en el servicio de la ruta K86 de Transmilenio desató una avalancha de correos a esta sección.

En ellas, los lectores cuentan el viacrucis en que se convirtió para los automovilistas dejar el carro en casa y optar por el sistema de transporte público de Bogotá.

Para nadie es un secreto que Transmilenio tiene graves problemas, pero en los últimos años se ha deteriorado a tal punto que dueños de carros particulares, quienes en su momento se pasaron a los articulados y a los buses azules del SITP, prefieren volver a la comodidad de su automóvil pese a los trancones.

Y llaman la atención sobre el hecho de que el alcalde Enrique Peñalosa y sus funcionarios de movilidad cada día emprendan más acciones para obligar a la gente a dejar el carro en el garaje, como acaba de suceder con el alza en las tarifas de los parqueaderos, sin que ofrezcan alternativas decentes para moverse por la ciudad.

Transmilenio es cuestionado por demoras, inseguridad e irregularidades en rutas.

.

“Hace cuatro años dejé de usar carro y opté por Transmilenio con todo lo complicado que fue aprender el confuso e intrincado sistema de letras y números. Hoy el servicio es peor por las demoras, la inseguridad, los vendedores ambulantes”, dice uno de los lectores.

De ese tono son la mayoría de cartas recibidas por esta sección: unos dicen que es frecuente ver en un solo recorrido del norte al centro de la ciudad hasta seis vendedores ambulantes, músicos con ruidosos altoparlantes, ‘desplazados’ o personas con alguna supuesta discapacidad pidiendo plata, a los que últimamente se ha sumado la ‘legión’ venezolana de desempleados del vecino país.

Otro problema reportado es la frecuencia de los buses articulados y los azules del SITP. Hasta 30 minutos de espera en unos y otros. “La única ruta del SITP que me sirve se demora hasta 30 minutos, pero a veces pasan en fila hasta tres y cuatro buses de la misma ruta”, dice Germán Caicedo. Otro lector agrega que la ruta K86 se demora hasta una hora en pasar por la estación Museo Nacional.

Las quejas provienen de usuarios de distintas partes de la ciudad y por los mismos problemas en todas las troncales. “Dicen que hay controles a los vendedores ambulantes en los buses de Transmilenio, yo no he visto el primero en más de tres años que llevo usando el servicio B18-L18”, asegura Jorge Iván González, quien vive en Verbenal y usa esa ruta para ir a su trabajo en el centro.

Transmilenio es cuestionado por demoras, inseguridad e irregularidades en rutas.

.

Con esas incomodidades, algunos lectores consideran que no están recibiendo nada a cambio por dejar el carro en casa; o mejor, reciben un pésimo servicio, pese a que el pasaje en Transmilenio subió hace poco a 2.200 pesos.

A propósito de costos, Álvaro Fierro califica como ‘un conejo’ lo que les han hecho a los dueños de carros particulares, recordando que en 1995 se empezó a cobrar la sobretasa a la gasolina, “que arrancó en 13 por ciento y ya vamos en 25 por ciento, que pagamos cada vez que le echamos gasolina al carro. Es decir, pagamos por adelantado y no vemos las obras”.

En estos 22 años el ‘conejo’ cada vez es mayor, pues las obras prometidas no se construyeron, la ampliación de la malla vial es un espejismo como lo es el metro, que era uno de los propósitos iniciales de este impuesto. Como si fuera poco, con el dinero recaudado por cuenta de la sobretasa a la gasolina se financian parte de las troncales de Transmilenio.

Las quejas sobre la actuación de los conductores de la ruta K86/M86 son muchas y casi todas por la misma causa: bajan a los viajeros que vienen del aeropuerto en el Portal de El Dorado, sin ninguna explicación. Esa ruta en principio hacía el recorrido completo desde Usaquén al Aeropuerto y viceversa.

Transmilenio es cuestionado por demoras, inseguridad e irregularidades en rutas.

.

Estos atropellos, el mal servicio y la inseguridad chocan con la idea del alcalde Peñalosa de dejar el carro en los garajes.

Tras leer los mensajes, la inquietud que queda es si en realidad la Alcaldía de Bogotá, a través de la gerencia de Transmilenio, tiene control sobre el sistema y sus operadores, pues las quejas y reclamos son los mismos de siempre y no se ve mejoría, aunque las estaciones estén inundadas de letreros que dicen “Bogotá se mueve mejor”.

DATO
25 Por ciento de sobre tasa
El cobro de este impuesto a la gasolina se inició en 1995 para mejorar la infraestructura vial, arreglar calles y financiar el metro y transporte masivo.

Noticias recomendadas

Más noticias

Una mirada a la MV Agusta RVS#1

Primer modelo que sale de la división Reparto Veicoli Speciali de Agusta, que creó una unidad enfocada en la fabricación de motos de edición limitada.

Obtenga este jueves el tanque ruso KV-2

Recorte el cupón que saldrá este 27 de julio en EL TIEMPO y, más 21.900 pesos, reclámelo en almacenes o centros de venta de EL TIEMPO Casa Editorial.

Colección 'Autos Mate': BMW M5 2014

El último modelo de esta compilación es uno de los deportivos más representativos de BMW equipado con motor turbo y caja automática de doble embrague.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.