Para un día como hoy: la historia de la bicicleta

En el Día sin Carro se impone el uso de este otro medio de transporte, que aunque no tiene motor y conserva su funcionamiento casi intacto desde sus orígenes, le dio paso al automóvil moderno.

Redacción Motor

03:07 p.m. 07 de febrero del 2013

La bicicleta no es la antítesis del automóvil como muchos creen, sobre todo en un día como hoy, que en Bogotá se denomina "Día sin Carro". Es más, está tan emparentada con este último que sobre su estructura se concibió el que se considera el primer auto de la historia con motor de combustión, hecho por Carl Benz en Alemania, que era un triciclo de 1885.

Pero la historia de este noble aparato arranca mucho más atrás, en 1817, cuando el también alemán, barón Karl von Drais, creó un rudimentario aparato que consistía en un marco de madera con dos ruedas, una detrás de la otra, en la cual una persona se sentaba sobre una montura, que no contaba con pedales, por lo que el impulso se lograba apoyando los pies alternativamente sobre el suelo. Un problema fueron sus ruedas, que eran sólidas y le pasaban al cuerpo del ciclista todas las irregularidades del terreno.

Para lograr la dirección, el ciclista sostenía una vara de madera, unida a la rueda delantera, y la cual debía girar en la dirección hacia la cual quería ir. Este curioso aparato se denominó máquina andante (en alemán, laufmaschine), y fue precursor de la bicicleta.

Este invento estaba basado en la idea de que una persona, al caminar, desperdicia mucha fuerza por tener que desplazar su peso en forma alternada de un pie al otro. Drais logró crear este sencillo vehículo que le permitió al hombre evitar ese trabajo.

Su popularización hizo que se conociera a la Laufmaschine como "draisiana" en honor a su inventor y luego fue llamada velocípedo, evolucionó rápidamente.

Los pedales llegaron a la bicicleta cuando el escocés Kirkpatrick Macmillan, en el año 1839, se los instaló en la rueda delantera, que a través de unos cigueñales unidos a dos bielas, permitían transmitir la fuerza a la rueda trasera. sin embargo, Macmillan nunca patentó el invento, por lo que luego fue copiado en 1846 por Gavin Dalzell de Lesmahagow, quien lo difundió tan ampliamente que fue considerado durante cincuenta años el inventor de la bicicleta. Este invento le permitió a las personas alcanzar, para la época, una sorprendente velocidad de 13 kph.

A finales de la década de 1860 se incluyeron algunas mejoras, como las ruedas con cuadros de metal, que reducían el peso y permitían un diseño más estilizado y diferentes sistemas de frenado. Los rines pasaron de ser de madera a hierro y se introdujeron las primeras llantas que eran de goma sólida.

También, los inventores se dieron cuenta de que la velocidad que podía alcanzarse era mayor si se aumentaba el radio de la rueda delantera, por estar en ella los pedales, lo que llevó a la siguiente invención, la bicicleta de rueda alta.

Esta bicicleta tenía una rueda delantera con un radio de unos 1,5 metros mientras que la trasera era de casi la cuarta parte. Los primeros diseños se atribuyen a James Starley en 1870, pero la seguridad era el principal inconveniente pues desde la altura a la que viajaban los ciclistas las fracturas estaban a la orden del día.

La primera bicicleta de cadena llegó en 1885, cuando John Kemp Stanley puso los pedales en la mitad del marco, tal y como los conocemos hoy. Esto le permitió tener dos ruedas del mismo tamaño y le incluyó rodamientos y frenos más fiables.

Cerca de 1890, el inglés John Boyd Dunlop (aficionado al ciclismo y creador de la empresa homónima) inventó una cámara de tela y caucho, que se inflaba con aire y se colocaba en la llanta. Para evitar pinchazos, Dunlop inventó además una cubierta también de caucho. Estos inventos de Dunlop casi no han sufrido variaciones significativas desde su invención.

Después de estos primordiales inventos llegaron muchos más desarrollos que hicieron cada vez más cómoda, liviana, estable, segura y fácil de usar a las bicicletas hasta llegar a las que hoy en día, en una jornada como la de hoy, se usa de forma masiva como alternativa al uso del carro en la ciudad.


 Antecedentes de la bicicleta moderna
En el Antiguo Egipto se fabricaron artefactos rudimentarios compuestos por dos ruedas unidas por una barra. También en China un artilugio muy similar, pero con ruedas hechas de bambú. Las primeras noticias que se tienen sobre una bicicleta datan del año 1490, aproximadamente, en la obra Codex Atlanticus, de Leonardo da Vinci. En ellos puede verse un boceto de una bicicleta con transmisión de cadena impulsada por unos pedales, mismo método empleado por las actuales.

FRASE
Cada vez que veo a un adulto sobre una bicicleta, no pierdo la esperanza para el futuro de la humanidad.
H. G. Wells.

DATO
En la actualidad hay alrededor de 800 millones de bicicletas en el mundo (la mayor parte de ellas en China), bien como medio de transporte principal o bien como vehículo de ocio.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.