Diseñador japonés crea motos personalizadas de corte 'retro-futuristas'

Chicara Nagata es un reconocido diseñador japonés que fabrica motocicletas a pedido con un característico estilo. Sus desarrollos tiene estatus de 'obras de arte' y le toman ejecutarlos 7.000 horas.

Redacción Motor

07:19 p.m. 08 de octubre del 2012

Fotos de algunas de las motos de Nagata

Diseñador gráfico de profesión, Nagata sufrió un grave accidente de moto cuando tenía 16 años, pero paradójicamente ha dedicado su vida a imaginar diversas posibilidades para la máquina que casi se la arrebata.

Con una marcada tendencia retro, este 'genio' de la modificación sobre dos ruedas hace todas las piezas de la moto, incluida la transmisión y la suspensión, excepto el motor, lo que suma casi 500 piezas propias para cada uno de los modelos.

Los motores también son 'vintage' y son cuidadosamente elegidos de acuerdo a su estética, mientras pasa a un segundo plano el desempeño que puedan ofrecer. Entre sus propulsores favoritos se sabe que están piezas clásicas de Honda y Harley-Meguro de los años 1939 a 1966,

Para la construcción no usa maquinaria muy costosa o sofisticada; el mismo cepilla, suelda y hace toda la metalurgia del material que emplea: aluminio, acero, latón y cobre. Tampoco es muy dado a usar el computador para diseñar sus modelos, Nagata se considera más bien un artista 'análogo'. 
 
Aunque sus motos son fáciles de conducir, no son legales para uso en calle, por lo que se restringen al uso privado en pistas. Actualmente y hasta febrero de 2013 se exhiben sus motocicletas en la galería MB&F de Ginebra, Suiza.

DATO
Las motos de Nagata tienen estatus de 'obras de arte' y en cada una de ellas puede invertir en promedio 7.000 horas de trabajo en cada motor. Estas máquinas reciben el mismo nombre de su creador.

Fotos de las motos de Nagata

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.