Estados Unidos le impondría una multa a Toyota por 16.3 millones de dólares

La cifra, que es la más alta que puede solicitar el gobierno estadounidense, se daría por ocultar el problema en el acelerador por el que llamaron a revisión a 2.3 millones de vehículos en este país.

Redacción Motor

09:40 p.m. 18 de enero del 2011

Por no avisar de manera oportuna al gobierno de Estados Unidos que algunos de sus modelos tenían problemas con el acelerador Toyota Motor podría enfrentar una multa de 16 millones de dólares, lo que se convertiría en una pena civil sin precedente en este país impuesta contra una marca automotriz.

El secretario de Transporte, Ray LaHood, dijo que documentos del fabricante japonés muestran que desde finales de septiembre ya tenía conocimiento del problema en los pedales del acelerador que se quedaban pegados, y que solo fue hasta finales de enero de este año cuando le solicitó a los propietarios de 2.3 millones de vehículos para que los llevaran a revisión.

"Ahora tenemos pruebas de que Toyota incumplió sus obligaciones legales y peor aún, ocultaron durante meses un defecto peligroso a las autoridades y no actuaron para proteger a millones de conductores y sus familias", expresó LaHood en un comunicado.

Por estas razones, el gobierno busca imponer la multa de 16.4 millones de dólares, la máxima pena posible. Los directivos de Toyota tienen dos semanas para aceptar o impugnar la multa.

Y es que de acuerdo con la ley federal de Estados Unidos, los fabricantes cuentan con un plazo de cinco días para notificar a la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico de Carreteras (NHTSA) después de que detecten la existencia de una falla de seguridad, y deben solicitar con prontitud a los compradores la devolución de las unidades para efectuarles las reparaciones pertinentes.

El Departamento de Transporte dijo que la multa a Toyota está específicamente vinculada a la falla del pedal del acelerador, y el fabricante podría afrontar sanciones adicionales a medida que avance la investigación.

El panorama podría complicarse aún más para el fabricante debido a que se están involucrando en el caso 52 muertes en accidentes presuntamente provocados por problemas en los aceleradores de autos Toyota.

La devolución de las unidades para su reparación suscitó audiencias en el Congreso, una investigación penal por parte de fiscales federales, decenas de demandas y una intensa revisión del Departamento del Transporte.

Toyota atribuyó el problema a que los aceleradores podían quedarse pegados o atorados en los tapetes del piso, y no mencionó evidencias de alguna falla eléctrica mientras hizo el llamado a más de seis millones de sus automóviles en Estados Unidos y más de ocho millones en todo el mundo, que tenían este problema  también a los híbridos Prius que tienen defectos de frenado.

En el 2004, General Motors pagó una multa de un millón de dólares por su reacción lenta para solicitar la devolución de casi 600 mil vehículos debido a un defecto en el limpiador del parabrisas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.