Estudio: los 7 tipos de personalidades al volante

Diferentes clases de conductores 'salieron a flote' en un estudio de la Escuela de Ciencias Políticas y Económicas de Londres con el apoyo de Goodyear

Por Redacción Motor

12:43 p.m. 18 de septiembre del 2015
Personalidades al volante

Personalidades al volante

Goodyear y la London School of Economics and Political Science (LSE) tienen un proyecto conjunto para mejorar la seguridad vial y como fruto de ese trabajo publicaron un estudio que definió en siete los diferentes tipos de conductores que existen según su comportamiento en la vía.

El estudio aclara que no es que existan solo estas clases de conductores sino que más bien un conductor puede tener más de una personalidad dependiendo de la situación y su comportamiento, así que aunque usted crea que es de los mejores, puede que no se salve pero también uno que generalmente es agresivo puede mostrar su lado más amable.

Como en la sicología, ojalá prime en todos nosotros el lado más paciente sobre nuestra personalidad agresiva para que tengamos una mejor vida en las vías.

A continuación las 7 personalidades que resultaron de analizar los conductores en Gran Bretaña pero que bien pueden aplicar para nuestro caso:

1. El profesor. Este conductor es el menos común en nuestro entorno pues tiene que ver con esas personas que necesitan asegurarse que los otros conductores sepan que han obrado mal , les explica el por qué se equivocaron y además espera el reconocimiento de sus esfuerzos por enseñarles buen comportamiento en las vías.

2. El sabelotodo. Este es un poco ‘loco’ pues muchas veces habla o crítica sólo aunque también grita dentro del carro y el blanco de sus alegatos son los demás conductores a quienes cree unos incompetentes que conducen mal. Todo con la ventanilla herméticamente cerrada.

Personalidades al volante

Personalidades al volante

3. El competitivo. Es el que lleva un piloto frustrado en el interior. No puede estar detrás de nadie y le impacientan los conductores que no son rápidos como él. Siempre tiene que ir por delante y e molesta cuando alguien se interpone en su camino. No ceden, por nada del mundo, su lugar en medio del tráfico y nadie se les puede ‘meter’ ni pidiendo permiso. Son adictos al acelerador sobre todo si con eso evitan que se les adelanten.

4. El castigador. Este es una combinación del ‘sabelotodo’ y el violento. Cuando ve que alguien viola una norma o hace un sobrepaso indebido lo alcanza, lo increpa, lo insulta y hasta puede llegar a bajarse del automóvil y derivar en una pelea.

Personalidades al volante

Personalidades al volante

5. El filósofo. Es el más paciente de todos pues busca una explicación racional para esos malos comportamientos de otros conductores y por más de que le hayan afectado su tránsito controla sus emociones.

6. El evasivo. Es el que cree que el resto de conductores es una amenaza. Este tipo de conductor prefiere estar lejos de los demás, evitar cualquier cercanía y prefiere los trayectos en los que va como dueño de la vía.

7. El escapista. Es aquel que intenta aislarse de todo lo que sucede a su alrededor escuchando música, hablando por teléfono, o con los acompañantes. Lo suyo al frente del volante es un trámite de mínima atención y no les preocupa si tienen buenas o malas relaciones con otros conductores.

Personalidades al volante

Personalidades al volante

Estos tipos resultaron de entrevistas y grupos de discusión en los que los conductores expresaron sus propios comportamientos y sentimientos al volante en diferentes situaciones, pero la mejor conclusión del estudio es la siguiente:

“La aplicación efectiva de las leyes contra la conducción agresiva, la educación y el aprendizaje permanente siguen siendo las más poderosas estrategias públicas para hacer frente al manejo agresivo y para lograr una mayor seguridad vial”.

Personalidades al volante

Personalidades al volante

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.