El eterno encanto de los convertibles

No son para todo el mundo, pero en algún momento la mayoría de los amantes de los carros ha soñado con tener uno, o al menos manejar un descapotable. 

Redacción Vehículos

02:14 p.m. 14 de octubre del 2016
Porsche 718 Boxter S conserva el aire de sus antepasados. Su diseño siempre está vigente.

Porsche 718 Boxter S conserva el aire de sus antepasados. Su diseño siempre está vigente.

Su historia está ligada al origen del automóvil, que nació sin techo, aunque los primeros no se podrían llamar convertibles pues eran simplemente descubiertos, sin opciones de protección contra el clima.

Con la mejoría de la potencia de los motores llegaron los primeros automóviles de capota dura, pues el peso fue una de las razones para que no tuvieran techo. En 1910, Cadillac introdujo el primer carro con techo duro.

En enero de 1886 Karl Benz patentó el Benz Patent Motorwagen, un triciclo equipado con un motor de 954 cm3 y 0,75 CV de potencia, con el cual empezó la era del automóvil. Diez años más tarde, en 1896, apareció el Benz Victoria, inspirado en los carruajes tirados por caballos: era para dos pasajeros, tenía una capota plegable, un motor de 1.730 cm3, un cilindro, 3 caballos de potencia y caja de dos velocidades.

Este podría ser el ‘precursor’ de los ‘cabriolet’ de hoy si se entiende la definición como el galicismo para convertible, que es el carro con ambas opciones de carrocería fácilmente transformables.
A comienzos del siglo XX hubo otros autos descapotables como el Benz Parsifal (1902); De Dion Bouton Q, un biplaza que se arrancaba a manivela; Rover 8 HP (1904); Rover 20 HP (1906); el Piccolo Mobbel; y el Renault Type AX, entre otros.

Mini Cooper Convertible

Mini Cooper, uno de los cabriolet más apetecidos de los últimos años.

Y entre los que marcaron una época están el Mercedes 24/110/160 PS (1924) y el Cadillac 341 Roadster, que reinó en tiempos turbulentos en los Estados Unidos, años en los cuales se mezclaron el jazz, las andanzas de Al Capone, el surgimiento de los ‘night club’ y la Gran Depresión de 1929.

Pero esos no son los únicos (Ver Algunos clásicos de convertibles de la historia). Los descapotables han sido siempre los autos más queridos y admirados. En los años 60 causaban furor y hoy todavía se mantienen. Un convertible es siempre el centro de las miradas. Son autos exclusivos y para un público muy particular. Para disfrutar solo o con una buena compañía, no hay lugar para más; aunque claro, también los hay de cuatro plazas.

Con el correr de los años han surgido otro tipos de techos y nombres para los convertibles. De las antiguas y vistosas capotas de lona o vinilo se pasó a los techos tipo ‘Targa’, a los rígidos desmontables y en los últimos años a los techos retráctiles que se guardan en la parte trasera.

Volkswagen New Beetle, un cabrio diseñado en California, ‘tierra de los convertibles’ en USA.

Volkswagen New Beetle, un cabrio diseñado en California, ‘tierra de los convertibles’ en USA.

Los nombres varían según el país o la marca. En Inglaterra se les llamó Roadster a los deportivos biplaza descapotables. Uno de los ejemplares más conocidos de este tipo son los Jaguar XK, aunque todos sus autos deportivos tenían esta característica. A finales de la década de los 80, Mazda sorprendió al mundo con su apetecido Roadster el MX-5 hecho a la imagen de un Lotus Elan, y que en su última generación está por llegar a Colombia. También entra en esta categoría el BMW Z4 que ya está de salida, pero que marcó
una época para la marca alemana.

En Italia, Ferrari, Fiat y Alfa Romeo denominan a sus autos descapotables Spider o Spyder. En Alemania los llaman Speedster, representados muy bien en el clásico alemán Porsche 356 Speedster. Invariablemente en estos países suelen utilizar los términos Spider y Speedster, aunque otro fabricante alemán, Mercedes-Benz, denominó a este tipo de carrocerías con las letras SL, provenientes del alemán Sport Leicht (deportivo ligero).

En el amplio abanico no puede faltar la carrocería tipo Targa o Targa Top, nombre adoptado por la marca alemana Porsche en honor a los cinco triunfos que obtuvo en la famosa carrera Targa-Florio o Giro de Sicilia. La carrocería tipo Targa se caracteriza por una barra de protección, acompañada en ocasiones de una ventana trasera fija o removible. Porsche popularizó esta carrocería con el 911 de 1965, aunque las primeras ideas de este tipo se vieron en 1961 con el Triumph TR4.

Los primeros autos, como este Benz Victoria, nacieron sin techo.

Los primeros autos, como este Benz Victoria, nacieron sin techo.

La mayoría de estas carrocerías se enmarca dentro del término francés ‘cabriolet’, utilizado para los autos convertibles o descapotables, y tiene variantes curiosas. Por ejemplo, la castellanizada ‘cabriolé’. Cabriolet es también el equivalente al inglés drophead coupe y al Kabriolet alemán.

¿Por qué cabriolet? El origen del término se remonta a las carrozas biplaza de dos ruedas usadas en Francia tiradas por caballos que tenían un toldo plegable, como una especie de fuelle para cubrir a los pasajeros. Su nombre proviene del verbo cabrioler, dar saltos, hacer cabriolas.

Estas carrozas eran utilizadas en su época y se usaban para transportar pasajeros, por lo que pueden catalogarse como los primeros taxis. De ahí que a estos vehículos se les llame en inglés Taxi Cab, o en Nueva York se le denomine a este servicio Yellow Cab, usando Cab como un diminutivo de cabriolet, que en español es cabrio.

Jaguar XK, un clásico convertible.

Jaguar XK, un clásico convertible.

Ventajas y desventajas de los cabrio

Los cabriolet claramente no son autos familiares, no tienen el espacio para tanta gente y su equipaje, pero eso no les quita lo divertidos. Los techos retráctiles tienen la ventaja de que aíslan el ruido como en un auto normal, aunque hay que sacrificar el espacio del equipaje (baúl) para guardar la capota.

La ventaja de las retráctiles es que los sistemas, a pesar de aumentar el peso del auto, son muy funcionales porque se pliegan o repliegan en menos de 30 segundos y en algunos vehículos se pueden operar a menos de 30 km/h. Cuando las capotas son de lona estas solamente ocupan menos espacio del maletero sin son retráctiles, de lo contrario, si solo quedan puestas en la parte de atrás algo que llega a ser muy incómodo es el ruido que producen con el viento.

De la lona común y corriente se pasó a la capota de lona que hoy se conoce como ‘techos blandos’, tan efectiva y funcional como los techos ‘duros retráctiles’. Los ‘techos blandos’ tienen la desventaja de ser presa fácil de los vándalos por lo que hay extremar los cuidados al dejar el auto en la calle.

Ahora bien, no todos los descapotables son biplaza. Diferentes marcas a lo largo de la historia ven el potencial de estos autos entre sus clientes y han dado origen a los que se conocen como 2+2 con capacidad para cuatro pasajeros aunque la comodidad de los acompañantes no es precisamente un plus pues su espacio se ve reducido para poder guardar el techo.

Por último, los cabrio, o mejor sus ocupantes, amantes del sol, son precisamente las víctimas de este cuando las temperaturas comienzan a elevarse, especialmente en países sin estaciones como el nuestro. En otras latitudes donde hay estaciones este también es un gran problema (que se soluciona con un buen bloqueador) pero allá tienen la ventaja de días más largos, con más luz en los que se puede gozar por más tiempo en un descapotable.

Esta es la última generación del Miata MX-5, el ‘hit’ japonés que es el descapotable biplaza más vendido de la historia.

Esta es la última generación del Miata MX-5, el ‘hit’ japonés que es el descapotable biplaza más vendido de la historia.

Algunos de los mejores convertibles de la historia:

* Chevrolet Corvette C1, diseñado por Harley Earl y fabricado en Flint, Michigan en 1953.

* Cadillac El Dorado, se presentó en 1957. Era gigantesco.

* BMW 507, fabricado en 1956, y presentado en el Autoshow de Nueva York.

* Aston Martin Virage Volante 2012: Presentado en el Autoshow de Ginebra de 2011. Motor V12 de 6.0L con una potencia de 490 Hp

* BMW Z1, es una de las rarezas de BMW, estuvo en producción dos años, pero marcó la ruta de los Z3 y Z4.

* Alfa Romeo Giulia Spider, tuvo muchas versiones, pero la más destacada fue la Giulia Spider de la década de los 60 y primeros años de los 70.

* Porsche 911 Cabrio: Un clásico de la casa alemana.

* Lotus Seven. Representa a lo que muchos consideran un pura sangre biplaza, en producción desde 1957 hasta 1975. El actual Lotus

* Caterham se puede catalogar como su sucesor.

* Jaguar XK120 Roadster 1950, presentado en el British International Motor Show en 1948, tenía un motor de seis cilindros en línea de 3.4L.

* AC Cobra, es uno de los descapotables más queridos. Estuvo en producción hasta finales de los 60. Se hizo muy popular por el desarrollo que le hizo Carroll Shelby.

* Ferrari 250 GT SWB California Spider 1961, ha sido uno catalogado como uno de los convertibles más caros de la historia solo se produjeron 50 ejemplares.

* Mazda MX-5 Miata 1989, es un hit de los japoneses al ser el descapotable biplaza más vendido de la historia.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.