El fabricante de carros suecos Saab tiene dueño asiático y ofrecerá vehículos eléctricos

El acuerdo comercial se firmará entre el consorcio chino National Electric Vehicle Sweden y el fabricante sueco Saab. Queda pendiente definir el valor de la transacción y el porcentaje de acciones.

Redacción Motor

10:49 p.m. 13 de junio del 2012

El fabricante sueco de automóviles Saab, sumido en un caos económico desde hace varios meses, volverá a 'ver la luz' luego del anuncio de que el consorcio National Electric Vehicle Sweden (NEVS) comprará un número desconocido de sus acciones. 

Las dos compañías han confirmado el cierre del acuerdo, pero hasta el momento se desconoce cuál ha sido el porcentaje de compra final ni cuál es el costo total de la operación.

El personal encargado de manejar las finanzas de la compañía Saab encontró un comprador después de permanecer en suspensión de pagos desde diciembre de 2011, apenas dos años después de que su anterior matriz, General Motors, vendiera la corporación a Spyker Cars.

Saab se encontraba en una caída vertiginosa desde 1990 y no pudo mantenerse a flote a pesar del apoyo económico provisto por General Motors quien adquirió el 50 por ciento en ese mismo año, y un año después la otra mitad.

En mayo de este año, la compañía inversora japonesa Sun Investment en asocio con la National Modern Energy Holdings Ltd. de Hong Kong, formaron un consorcio al que llamarían National Electric Vehicle Sweden AB (NEVS); compañía que a su vez compró a Saab esta semana.

Sin embargo, General Motors mantiene la propiedad intelectual sobre los modelo Saab 9-5 y Saab 9-4X. Las piezas de repuestos quedaron en propiedad de Saab Automobile Parts AB.

Posiblemente NEVS está interesado en construir un auto eléctrico basado en el Saab 9-3 que espera lanzar en 2013 o 2014, para comercializar principalmente en el mercado chino y estará beneficiado de todo el conocimiento japonés en la materia.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.