Fabricante de vehículos eléctricos Coda se declara en bancarrota y se retira del mercado

Tras varios meses de esfuerzos por mantener 'prendida' la cadena de montaje, la firma estadounidense se despide de la fabricación automotriz para dedicarse exclusivamente al desarrollo de baterías

Redacción Motor

08:12 p.m. 02 de mayo del 2013

Con el anuncio de la empresa Better Place de poner fin al proyecto que adelantaba actualmente con el fabricante norteamericano de automóviles eléctricos Coda, que pretendía poner a rodar taxis con cero emisiones en el estado de California a partir de 2014, se descubrió la terrible crisis financiera que atraviesa el fabricante automotor y que lo obligó a declararse en bancarrota.

La empresa californiana que fabrica vehículos eléctricos entró en suspensión de pagos, según lo declaró su presidente, Phil Murtaugh, y a corto plazo pretenderá incursionar exclusivamente en el campo de las baterías para tratar de salvar lo poco que queda de la firma, aplicando la experiencia adquirida con los sistemas de almacenamiento energético.

Según señala Coda tras hacer oficial el proceso de bancarrota, el cambio de rumbo está motivado por el mayor potencial que aguarda uno de los componentes críticos del vehículo eléctrico: las baterías.

Según análisis hechos por agencias de ese país, Coda aspiraba a conquistar una amplia parte del mercado 'ecológico' con un vehículo tipo sedán de uso diario del que quería vender miles de unidades al año a unos 38 mil dólares, aproximadamente, pero las ventas no fueron las esperadas. Finalmente, el mercado dictó sentencia y alcanzaron a rodar tan solo 100 unidades de este vehículo por suelo estadounidense, frente a los más de 4.750 Tesla Model S que están en manos de sus dueños.

Por su parte, su rival estadounidense Fisker se vio obligada recientemente a despedir a gran parte de sus empleados y los grandes grupos automovilísticos como General Motors han vendido menos carros eléctricos de lo esperado, aunque la excepción del sector es Tesla Motors, fabricante de deportivos eléctricos, que mantiene las ventas por encima de los presupuestos.

DATO:
Coda apostó por la comercialización de un vehículo eléctrico a bajo costo, pero fracasó en su intento al facturar tan solo 100 unidades en el estado de California.

Con información de agencias.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.