El fabricante de vehículos TVR se declaró en quiebra y confirmó su retiro de la industria automotriz

Su propietario, Nikolai Smolensky, afirmó que los altos costos en la producción de vehículos nuevos y la actual crisis ecónomica que atraviesa lo obligaron a cerrar la compañía británica.

Redacción Motor

09:29 p.m. 17 de julio del 2012

A pesar de que en los últimos años se rumoraba que TVR, el fabricante británico de súperdeportivos, finiquitaba detalles para lanzar varios modelos a la calle, las más recientes noticias terminaron por desvelar la verdadera situación de la empresa que fue declarada en bancarrota.

Su dueño, Nikolai Smolensky, un joven inversor ruso declaró recientemente que los costos que implica el desarrollo de un nuevo modelo, una alta carga prestacional y las altas expectativas que los clientes de la marca habían puesto en el futuro de TVR, lo obligaron a dar por cerrado el proyecto que comenzó desde 1947.

Esta fábrica, caracterizada por presentar vehículos deportivos con carrocerías de plástico reforzado con fibra de vidrio, líneas curvas y fina estética, venía adelantando algunos proyectos que alcanzaron a conocerse como prototipos como un descapotable equipado con un motor Chevrolet, un cupé heredero del Cerbera con motor diésel de origen BMW y un vehículo eléctrico.

En otro esfuerzo más por salvar la compañía, Smolenski contactó a su homólogo Caterham para fabricar algunos de sus modelos dentro de sus instalaciones de Blackpool, Inglaterra, pero estas conversaciones nunca llegaron a un final feliz.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.