Fabricantes de vehículos coinciden que debilidad del mercado europeo podrá durar años

Numerosos directivos de la industria automotriz aseguran que no esperan un aumento de las ventas en los próximos 5 años y prenden las alarmas a pesar de las extremas medidas optadas.

Redacción Motor

02:47 p.m. 05 de marzo del 2013

Las ventas de autos en Europa están en el punto más bajo de las expectativas y el mercado continuaría inestable por al menos cinco años más, mientras la región implementa medidas de austeridad para reducir su deuda, así lo advierten autoridades de la industria.

Hablando en el marco de la exposición del automóvil de Ginebra, el presidente de la unidad europea de Ford, Stephen Odell, dijo que esperaba que las ventas en el continente siguieran "funcionando cerca del piso" de los pronósticos de la automotriz estadounidense durante la primera mitad de este año, tras un mal desempeño en enero y febrero.

Por su parte, el productor alemán de autos de alta gama BMW predijo que el mercado continuaría en una situación complicada en los próximos años. "Creemos que el problema subyacente en Europa, que se trata principalmente de la deuda, va a persistir por al menos cinco años más", declaró el presidente ejecutivo Norbert Reithofer.

La demanda de autos en Europa se ha visto afectada debido a que los ingresos disponibles de los compradores han caído por aumentos de precios, salarios moderados y medidas de austeridad gubernamentales.

Las ventas de vehículos nuevos en los 27 países de la Unión Europea disminuyeron un 8,2 por ciento en el 2012 a su peor nivel en 17 años y las cifras en lo que va de este año sugieren que el mercado continúa debilitándose.

Los registros de autos nuevos en Alemania, anteriormente un bastión de la estabilidad, cayeron más de un 10 por ciento en febrero, en tanto que bajaron un 12 y un 17 por ciento en Francia e Italia, respectivamente.

Por su parte, analistas de Morgan Stanley recortaron su pronóstico para la demanda de autos en la UE este año, de una caída del 4 al 6 por ciento, advirtiendo que la debilidad en mercados del sur como España e Italia se estaba expandiendo hacia el norte.

Duncan Aldred, jefe de ventas en la marca Opel, de General Motors, predijo el lunes que el mercado europeo de autos podría decaer hasta un 10 por ciento en el 2013. Sin embargo, otros ejecutivos fueron rehacios a recortar sus proyecciones tan pronto este año.

La automotriz francesa PSA Peugeot-Citroën, por ejemplo, dijo el martes que mantenía su estimación de que el mercado se contraería entre un 3 y un 5 por ciento en el 2013. Odell, de Ford -la segunda automotriz más grande de Estados Unidos-, también reiteró la predicción de ventas de entre 13 millones y 14 millones de vehículos para este año en Europa, aunque señaló un alto grado de incertidumbre.

Odell sostuvo además que pasarían cuatro o cinco años para que la demanda europea recupere los niveles de entre 17 millones y 18 millones de coches vendidos en el 2007, antes de la crisis financiera.

Con información de agencias.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.