Mecánica: ¿Por qué ya no funciona la ‘chancleteada’?

Cuando teníamos motores con carburador, la ‘chancleteada’ era una maniobra o truco empleado para forzar el encendido.

Revista Motor

11:10 a.m. 03 de septiembre del 2015
¿Por qué ya no funciona la ‘chancleteada’?

¿Por qué ya no funciona la ‘chancleteada’?

.A veces funcionaba porque el acelerador en los carburadores está conectado también con una pequeña cavidad en el carburador en la cual un diafragma impulsa chorros de gasolina a través de pequeños tubos llamados inyectores. De ahí que a uno le decían que si el motor no inyectaba hiciera lo propio a punta de pedal derecho.

Obviamente, ese chorro de gasolina inunda de combustible los cilindros, y si no hay encendido se ensucian las bujías y muere la operación. Ahí nace otro término común del argot que es la ‘sopeada’ y es muy gráfico.

Cuando se inunda el motor, la única manera de tratar de prenderlo es dejar el pedal totalmente a fondo para que la mariposa del carburador permita la entrada de la mayor cantidad posible de aire que facilite el encendido por el oxígeno que llega.

Si está en esas, aun cuando deje de dar arranque, no suelte el pedal porque cada vez que lo pisa hay más gasolina y se agrava el mal. En la inyección, el pedal solamente maneja la entrada de aire y allí hay un sensor que le indica al computador la cantidad de apertura de la mariposa.

¿Por qué ya no funciona la ‘chancleteada’?

¿Por qué ya no funciona la ‘chancleteada’?

La gasolina llega por otra vía y señal a los inyectores y ‘chancletear’ no produce ningún efecto. O sea que si el motor no prende, no haga fisioterapia para desvararlo.

Si llegare a estar inundado por un inyector pegado, nuevamente el pedal al fondo y la mariposa abierta ayudarían porque entra más aire.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.