El futuro del automóvil en la próxima década

Los carros no se acabarán pero se prevén cambios drásticos como el aumento de los ‘vehículos verdes’, procesos de compra y visitas al taller.

Redacción vehículos

01:17 p.m. 12 de octubre del 2018
Camión autónomo y eléctrico T-Log

Camión autónomo y eléctrico T-Log

Un informe de la consultora española Oliver Wyman, denominado ‘La futura estructura de la industria del automóvil-FAST 2030’, que se publica cada cinco años junto con la Asociación Alemana de la Industria Automotriz (VDA), vaticina profundos cambios y, contrario a lo que muchos creen, indica que para el año 2030 el crecimiento de la industria será positivo y alcanzará un 30 por ciento de incremento del parque automotor en el mundo hasta llegar a la producción de 123 millones de unidades cada doce meses.

Ese crecimiento estará marcado por fuertes cambios estructurales que incluyen un aumento de los costos y en las reglas de juego. Entre estos, el crecimiento de vehículos conectados y autónomos, la movilidad eléctrica, la industria digital, los nuevos canales de distribución de pago por uso y la estructura de los clientes.

Toda esta metamorfosis que va desde los mismos carros hasta el proceso de compra y los servicios de taller que cambiarán drásticamente, se demorarán o se sentirán con menor intensidad en Suramérica.

Por regiones, dice el informe de Wyman, en poco más de diez años en China uno de cada tres vehículos nuevos vendidos será totalmente eléctrico, mientras que en Japón y Estados Unidos la consultora prevé que el 60 por ciento de los vehículos sea híbrido. En Europa se espera llegar a una cuota del 25 por ciento.

07 Renault EZ-PRO Concept

.

En África y Suramérica el impacto de este tipo de energías alternativas, si bien están presentes ya en algunos países, no será tan fuerte debido a barreras estructurales, económicas y sociales para su implantación.

El uso del vehículo compartido en Europa se espera que crezca un 95 por ciento para 2040, mientras que en Estados Unidos se prevé que su alza sea del 114 por ciento y en China del 358 por ciento.

En cuanto a la conducción autónoma, el estudio de la consultora Oliver Wyman revela que en 2030 un 25 por ciento de todas las ventas de vehículos nuevos estarán equipados con sistemas de automatización parcial y solo el 15 por ciento de las ventas será de vehículos completamente autónomos.

01 Holden Time Attack Concept

.

En este escenario entrarán nuevos actores, siendo “probable”, dice el informe, “que se desplace la cadena de valor desde la fabricación tradicional de automóviles hasta la introducción de bienes y servicios tecnológicos ofrecidos por compañías tecnológicas y de telecomunicaciones”.

La creación de valor en la industria mundial “cambiará significativamente a favor de los mercados emergentes”, dice Wyman. Para 2030, América del Norte, Europa, Japón y Corea del Sur perderán 10 puntos porcentuales de su participación en la creación de valor en los mercados emergentes. Aunque Europa continuará dominando el segmento de los vehículos ‘Premium’, ya que mantendrá un 50 por ciento de la creación de valor total y contará con la participación de China, que aumentará su presencia del 13 al 20 por ciento.

02  Smart Forease

.

Las duras exigencias europeas en cuanto a la reducción de emisiones harían que más del 60 por ciento de las ventas de vehículos en el mundo entre 2020 y 2025 sea de vehículos eléctricos, aunque hay que tener en cuenta que este sector depende o está atado a la regulación, la reducción del costo de las baterías y la infraestructura de puntos de recarga para atender a la demanda.

En palabras de Joern Buss, de Oliver Wyman y autor del informe, “La industria del automóvil se enfrenta a una tormenta perfecta entre la nueva tecnología transformadora y un cambio en el comportamiento del cliente. Existirán momentos complicados en el futuro, que no solo afectarán a los fabricantes sino también a los proveedores, muchos de los cuales deberán reevaluar sus estrategias de negocio actuales para seguir siendo competitivos en el futuro”.

Camión autónomo y eléctrico T-Log

.

La compra de carros nuevos

Las herramientas tecnológicas en Internet cambiaron las formas en las que los consumidores conocen y comparan información en el proceso de compra de un carro, lo cual ha obligado a replantear los modelos de negocio en la venta de automóviles y los pasos que deben dar los concesionarios tradicionales para responder a estas nuevas necesidades.

En Colombia es común visitar las vitrinas y hacer pruebas de calle que no pasan de una corta vuelta a la manzana en medio de un trancón, aunque hay concesionarios que van más allá con algunos de sus clientes especiales como dejar un auto en prueba durante un fin de semana. Es decir que aunque hay cambios, encuestas y estudios revelan que todavía hay tradiciones y formas de actuación que no cambian.

Lo cierto es que de cara hacia la próxima década las cosas cambiarán. Para saber qué ocurrirá en esta etapa de la cadena de la industria automotriz, el informe Automotive Retail 2030, realizado por la firma EY (Ernst & Young), revela que la gran mayoría de los compradores de vehículos nuevos cierra el negocio en el primer concesionario visitado (70 por ciento), y que el 80 por ciento de los encuestados aseguró cerrar la compra con la primera persona contactada, física o digitalmente.

De cara al futuro, EY detectó factores clave en el proceso de compra de un vehículo: información, consideración y compra, y que marcarán según esta firma, el futuro.

En la fase de información se debe mejorar la experiencia del usuario mediante herramientas digitales para seleccionar productos con base en unos criterios específicos, al mismo tiempo que se aporta información adicional sobre el producto a través de distintos canales de comunicación.

En la fase consideración, las herramientas de visión interactiva en 3D, vídeos en 360º y la realidad virtual se abren camino. Estas tecnologías, acompañadas de otras herramientas, permiten comparar diversas opciones de financiación y reservar pruebas de conducción si así se desea.

En la fase de compra se busca la flexibilidad y se posibilitan la reserva ‘online’ de los vehículos. También se permite la entrega ‘online’ de la documentación necesaria y se brindan diferentes alternativas para la entrega del vehículo.

Mercedes Benz EQC, primer eléctrico de la marca

.

Los avances tecnológicos afectarán a los talleres

La revolución tecnológica en la industria automotriz ha dejado a lo largo de la historia una gran cantidad de innovaciones. En Colombia, sistemas como la inyección electrónica, que llegó hace poco más de 20 años, por citar un caso, acabó la ‘sincronización’ y dejó a muchos ‘expertos en carburadores’ casi sin trabajo. Un computador los reemplazó.

Lo que viene para la próxima década son cambios que serán más impactantes que los últimos cincuenta años. La evolución de la industria no solo se verá en el desarrollo de nuevas tecnologías en los vehículos sino también en el mantenimiento.

Es claro que no será lo mismo reparar un automóvil de hace 10 años, a un híbrido o un eléctrico. Ante esta situación los talleres mecánicos tendrán que dar un giro hacia la digitalización para estar al día con las innovaciones que están incorporando los automóviles.

Aparte de la forma de reparar o mantener un vehículo, así como contactar al taller, será distinta. Ya algunos vehículos tienen la opción de enviar un mensaje al taller y pedir cita cuando detectan que alguno de sus componentes está llegando al final de su vida útil, o puedan empezar a tener fallas.

Los talleres podrán saber si se trata de un desgaste normal o de un fallo recurrente, con base en información obtenida de modelos similares y de la proporcionada por el fabricante de autopartes. En este punto serán clave Internet y la interconexión de vehículos a través de la nube.

En Europa estiman que se afectarán los talleres de mecánica, electromecánica y mantenimiento, pues tendrían una disminución de su facturación del 70 por ciento. Por otro lado, sistemas como el carro compartido incrementarán un 40 por ciento las visitas al taller, ya que recorre más kilómetros que un vehículo unipersonal.

Los autónomos convivirán con el resto del parque automotor que seguirán teniendo más accidentes y los involucrarán en ellos, pero estos vehículos, según los expertos, solo representarán el 20 por ciento del parque en 2030. Los autónomos producirán un 70 por ciento menos de averías, pero repararlas será un 40 por ciento más costoso.

Noticias recomendadas

Más noticias

Aliste las maletas… y mucha paciencia

Con esta nueva época de vacaciones y viajes por carretera, llegan los tradicionales trancones y el caos vehicular en las salidas de la capital.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.