Geely se sube al carro volador: compró Terrafugia

El fabricante chino, propietario de Volvo y Lotus, compró a esta marca estadounidense que desde 2010 desarrolló un carro volador que aún no produce.

Por Redacción Motor

12:09 p.m. 07 de julio del 2017
Terrafugia FT-X

Terrafugia FT-X, carro volador de ala fija.

El carro volador es un sueño que lleva buscando 'alas' desde la mitad del siglo XX y, por el momento, no ha despegado en firme. Incluso, una empresa estadounidense como Terrafugia, que desde 2010 empezó a hacer pruebas de vuelos con su primer prototipo Transition y que consiguió hasta los permisos aeronáuticos, no ha podido hacer despegar esta idea, ya centenaria.

Y es que su primer carro volador, el Terrafugia Transition, que era un vehículo hélice en la parte posterior y alas plegables con un despegue similar al de una avioneta y con un precio de 280 mil dólares, además de cientos de horas de vuelo acumuladas en pruebas, nunca llegó a producción quizá por que sus ideas ya eran un poco anticuadas, porque se apegaban a la aeronáutica tradicional.

Terrafugia Transition

Terrafugia Transition

En un intento por revivir su idea, Terrafugia dejó de lado el Transition y pasó a aun prototipo más futurista, denominado TF-X, que cuenta con dos motores eléctricos que impulsan hélices direccionales que le permiten despegar y aterrizar de forma vertical y que tiene más que ver con un helicóptero que con un avión. Pero hasta el momento, este prototipo no ha sido probado.

Terrafugia TF-X_04

El TF-X se elevará utilizando rotores de movimiento vertical.

Quizá por eso, el gigante chino Geely, dueño de Volvo y Lotus, ahora le quiere dar un impulso a este sueño y compró la compañía estadounidense Terrafugia que ya contaba con 11 años de fundada y que alcanzó a acumular 10 mil órdenes para el Transition, que nunca llegaron a hacerse.

Terrafugia TF-X_06

Su capacidad será para llevar a cuatro personas y su autonomía de vuelo será de 500 millas, unos 800 kilómetros.

Ahora con el objetivo puesto en el TF-X, que tiene un rango de autonomía de 800km, alcanza los 320 kph y enfocado en su motorización eléctrica, Geely tratará de llevarlo a producción.

A ver si ahora sí, el sueño del carro volador agarra vuelo.

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.