General Motors está a punto de cerrar la fábrica de Holden en Australia

La industria automotriz australiana no pasa por los mejores momentos y las ventas de Holden han bajado notablemente, lo que ya empieza a dejar vacíos económicos para el grupo estadounidense.

Redacción Motor

07:59 p.m. 09 de diciembre del 2013

El conglomerado estadounidense ha dado a entender que antes de 2016 se definirá si Holden sobrevive o desaparece definitivamente, pues ya, desde hace tiempo, la fábrica se ha visto afectada por los altos costos laborales, a los que se suma la gran cantidad de importaciones de vehículos de diferentes marcas con precios favorables como consecuencia de los Tratados de Libre Comercio que ha firmado el gobierno de ese país.

De hecho, el más reciente acuerdo que firmó Australia fue con Tailandia y Corea del Sur, dos países que han puesto en riesgo la industria automotriz en esa zona del mundo.

Por ahora, se sabe que el gobierno australiano está negociando con General Motors, para definir el futuro de Holden y, desde ya, se comenta que incluso podría haber una inyección de dinero público para ayudar a la fábrica a superar la crisis económica que afronta, pero no sería una solución definitiva, ya que no es el mercado de Australia el que prende las alarmas para ellos sino el extranjero.

Lo más preocupante del posible fin de Holden en Australia, es que cerca de 50 mil personas quedarían desempleadas, entrando en paro inmediatamente si se cierre la planta, según lo han hecho saber voceros de los mismos trabajadores, sumado a la inmediata pérdida de credibilidad que sufriría el gobierno australiano.

A Holden la conocen en ese país como un símbolo de la industria del automóvil, pero su cierre podría serlo de la debilitada industria nacional e internacional.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.