General Motors no quiere vender la marca alemana Opel

En el marco del Salón de Frankfurt se esperaba que la canciller alemana, Angela Merkel, hiciera el anuncio de la compra de Opel por parte de Magna, pero GM anunció que se quedaría con la firma.

Redacción Motor

05:00 a.m. 08 de septiembre del 2009

Todo estaba listo para que la canciller alemana anunciara la venta de la marca opel a la compañía canadiense, Magna International, del gusto del gobierno germano y con la que se beneficiarían cientos de empleados de ese país que estaban en riesgo de quedarse sin trabajo ante los requiebros económicos de GM.

Así, se había preparado el anuncio para hacerlo en la apertura del Salón de Frankfurt, pero General Motors se adelantó con la noticia de que ya no pondría en venta la empresa alemana.

Los especialistas ven un paso lógico en este hecho, pues de haberse quedado sin Opel, GM perdería a una marca con la que puede penetrar a nivel global en muchos mercados, tal y como lo venía pensando la junta general de Detroit desde hace algunos días.

La gran interrogante que ahora tiene por responder la automotriz estadounidense es el lugar preciso que puede darle a la marca alemana dentro de su portafolio, pues seguiría canibalizando productos del segmento automotriz bajo y medio de sus otras dos marcas Chevrolet y Saab.

Además, los movimientos empresariales para seguir contando con sus modelos tienen dos vías: que GM mande a la bancarrota a Opel para recomprar partes de la empresa en la mejor situación, o directamente que los norteamericanos traten de salvarla con una inversión de millones de dólares.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.