No hay graduación para los frenos

En nuestros jueves de mecánica, la explicación de por qué en los carros no hay necesidad de hacer este ajuste como parte del mantenimiento.

Por Redacción Motor

08:00 a.m. 06 de octubre del 2016
Por qué se calientan los frenos

Los frenos no se gradúan y menos si son de disco.

Era frecuente y obligatorio acudir regularmente al taller para hacer ajustar los frenos de los carros. Esa operación, como el engrase de ciertas partes móviles de las suspensiones o los rodamientos, es cosa del pasado.

Los frenos de los carros actuales no necesitan ajuste. Por dos razones clave: una, si son discos en todas las ruedas, porque estos no tienen graduación. Otra, si son de campana o mixtos, porque estos se ajustan solos.

En los frenos de discos, las pastillas van permanente en contacto con los mismos, por lo cual no hay ninguna distancia entre las superficies. Esta posición la induce una presión residual de la bomba que hace que las caras rocen ligeramente, razón por la cual siempre hay temperatura en ese sistema y también explica que el pedal se mantenga siempre en la misma distancia y firmeza de operación.

Discos de frenos

Discos de frenos

Las bandas de frenos que operan dentro de los tambores traseros (ya no hay campanas adelante en los carros) se desgastan rápidamente y pierden distancia contra la cara de fricción del tambor. Eso implica que el pedal debe recorrer más para superar ese espacio, fenómeno que llamamos 'frenos largos'.

Todos los autos modernos tienen un mecanismo en las campanas traseras, que es un trinquete que se acciona cuando el vehículo va en reverso. Una buena 'reversada' hace que por su posición dentro del mecanismo, las zapatas se arrastren y mueven el trinquete que se engancha en el siguiente punto y vuelve a poner las bandas en su sitio usual.

Respuestas a problemas con los frenos y sus partes

Respuestas a problemas con los frenos y sus partes

Las bandas traseras duran dos o tres veces más que las pastillas debido a que el frenado en el eje trasero es muy poco, ya que la transferencia de peso carga fundamentalmente las ruedas delanteras.

Todos tienen un limitador de la presión que va a las ruedas posteriores para evitar su bloqueo y solamente dejan pasar acción del líquido cuando el auto está más bajo, es decir con peso adicional que requiera un mayor apoyo de ese frenado.

El líquido para los frenos NUNCA debe disminuir

El líquido para los frenos NUNCA debe disminuir

De ahí que en muchos autos livianos usar campanas atrás es perfectamente válido y más cuando se autoajustan a medida que hay desgaste.

Una operación que se puede implementar es el ajuste del freno de mano que en resumen es el ajuste de la guaya del mecanismo para acercar las zapatas, pero ojo: este no debe quedar demasiado duro. 

Frenos de disco en el carro

Frenos de disco en el carro

Un síntoma para saber que el carro quedó muy 'corto' de freno de mano es ponerlo en neutro y tratar de empujarlo ligeramente, si el carro no se mueve, hay que volver al taller para que 'suelten' un poco esa guaya.

Como máximo, y luego de un exceso de uso o abuso, se pueden rectificar las campanas y en casos más complicados, se realiza una operación de reemplazo, pero nunca se 'gradúan'.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.