¿Qué se habría comprado en el Salón pasado?

Varios factores han incrementado los precios de los carros desde el pasado Salón de Bogotá. Con la plata que tiene hoy, ¿qué se habría comprado antes?

Redacción Vehículos

12:54 p.m. 04 de noviembre del 2016
Feria del usado en Corferias

Los precios han aumentado desde el pasado Salón del Automóvil realizado en el 2014.

Los siempre variables precios de los automóviles hacen que comprarlos sea una ‘lotería’, pues no se tiene certeza de si el precio pueda bajar o, si por el contrario, pueda subir.

Sin embargo, para este Salón del automóvil es probable que la situación sea distinta debido a que por la reforma tributaria ya es una realidad que el próximo año los precios incrementarán.

Pero en vez de mirar lo que pasará a futuro daremos una mirada dos años hacia atrás, al pasado Salón del Automóvil, para ver qué se habría podido comprar en esa ocasión con la plata de este año. Para eso tomamos los precios de la revista Motor del 19 de noviembre de 2014 y los de la pasada edición del 2 de noviembre de 2016.

No es una comparación del todo ‘justa’ o precisa debido a que algunos autos actualizaron modelo (facelift) o cambiaron especificaciones, pero en términos generales es un ejercicio que a grandes rasgos nos muestra cómo han incrementado los precios.

Por ejemplo, vemos que hace dos años uno de los vehículos de entrada era el Chevrolet Spark Life. En ese momento su precio era de 18.9 millones de pesos, pero ahora es de 24 millones, una diferencia bastante significativa en este rango. Aunque no tanto como la del Suzuki Alto 800, que pasó de 19 a 26.5 millones, o del Chery QQ3 (ahora Chery Q) que de 18.4 millones saltó hasta los 27.

La XIV edicion del Salon del Automovil de Bogota llega con el acelerador a fondo a Corferias

.

Con lo que ahora cuestan estos modelos, hace dos años se habría podido llegar a carros de un escalón más arriba. Por ejemplo, 26 millones habrían alcanzado para un Picanto ion 1.0 (25.7 millones) y dos millones más los habrían montado al Sandero Expression (28 millones), pero si hoy se quieren montar en alguno de esos necesitarán 29.7 o 37.2 millones, respectivamente.

En el rango de los 30 a 40 millones de pesos hoy se pueden encontrar carros como el Renault Clio Style de 31 millones, el Chevrolet Sail LS de 33.2 o el Nissan New March Sense de 39, pero en el Salón pasado dicho rango los habría tenido mirando opciones como el Suzuki Swift Live 1.2 de 33 millones, un Chery Xcross de 34, un Volkswagen Gol Voyage Comfort de 36.8 o hasta un Nissan New March Advance automático de 39.9 millones.

Incluso, en este mismo rango podían encontrarse las primeras ‘camionetas’ del mercado, como la Changan CS35 Comfort de 38.5 millones (hoy en 49.5) o la Chery Tiggo 1.6 de 39 (hoy en 48.6 millones).

Feria del usado en Corferias

.

Hoy, sin embargo, subirse a una camioneta requiere al menos los casi 50 millones de estos modelos mencionados, los 54 de una Renault Duster Expression 1.6, los 60 de una Ford Ecosport SE o los 65 de una Chevrolet Tracker LS.

Pero si con 40 a 50 millones de pesos quieren un automóvil ya no alcanzarán al Ford Fiesta sedán Titanium que costaba 46.5 millones hace dos años, al Mazda3 sedán Prime de 46.9 o al Volkswagen Jetta Trendline 2.0 de 48, sino a un Renault Sandero automático de 46, un Kia Rio 1.25 NB de 44.5 o un Nissan March Advance automático de 46.8 millones de pesos.

Finalmente, la situación con los Premium no es distinta. Hace dos años 72 millones habrían alcanzado para un BMW Serie 1 (114i); con 82 millones habrían podido empezar a manejar un Audi A1 (Admired) o un Mercedes-Benz A 200; y 85 millones les habrían permitido tener en el garaje un Volvo V40 (T4). Hoy, en cambio, esos 72 a 85 millones los montan en un Mazda3 sedán Grand Touring (72.7 millones), un Volkswagen Golf Highline 1.6 (77 millones) o un Chevrolet Cruze LTZ (80 millones).

Para llegar hoy a un Premium de entrada ya necesitarán al menos los 97.9 millones de un Audi A1 Sportback Ambition, 115.9 millones para un BMW 120i, los 116.9 del Volvo V40 T3 Momentum o 123.9 para un Mercedes-Benz A 200.

¿Cuándo es el mejor momento para comprar el carro que quiere? Podría decirse que cuando tenga la plata, pues no se sabe qué pasará después.

Primer salon de la motocicleta en Corferias

.

¿Y las motos?

En 2014 la moto más barata, al igual que hoy, era la AKT 125 NKD, solo que en ese momento tenía un precio de 2’190 millones y hoy es de 2’950. La Yamaha BWS X que costaba 5.9 millones en 2014 hoy está en 7.6, la KTM Duke 200 de 9.9 millones hoy es de 12.5 y la Vespa GTS 300 pasó de 15.9 millones a 27.6.

Para montarse a una BMW en 2014 se necesitaban los 28.9 millones de la G 650 GS, hoy convertidos en 34, pero si la meta era Ducati, los 37.6 millones de la Monster 796 hoy no alcanzan para la Scrambler Sixty2 de 43.5.

Algo importante en este mercado es que hay más modelos con ABS. En 2014 se necesitaban al menos los 12.4 millones de la Honda CBR 250 R (hoy a 15) para contar con este sistema, pero ahora se puede acceder a este desde los 9.6 de la Yamaha Nmax o los 11 de la Pulsar 200 RS.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.