Hay un lugar en el que no quieren ver un ferrari en acción: Maranello

La cuna de todos los Ferrari quiere restringir el uso de estos deportivos pues los vecinos están cansados del potente rugido de los motores.

Por Redacción Motor

02:44 p.m. 17 de diciembre del 2015
Ferrari vetado en Maranello

Ferrari vetado en Maranello

Es una ironía. Que los habitantes de la cuna de los Ferrari y del sitio en donde se encuentra no sólo la fábrica, sino también la pista de pruebas y el museo de Ferrari y cuya industria turística se ha gestado alrededor de la pasión que despiertan estos deportivos estén cansados de los mismos al punto de restringirlos. Una ironía que resulta comprensible.

Y es que los pobladores de Maranello, unos 17 mil, se aburrieron del poderoso sonido de los motores de estos deportivos italianos que muchas empresas alquilan para que los turistas puedan estar detrás del volante de uno de estos increíbles vehículos.

Y es que por unos 65 dólares, unos 180 mil pesos, cualquier turista puede manejar desde un F430 hasta un California durante 10 minutos por las calles de este pueblo e incluso pueden llegar hasta la pista de Fiorano.

Ferrari vetado en Maranello

Ferrari vetado en Maranello

Esta situación ha ocasionado problemas de seguridad vial y de ruido en Maranello, razón por la cual su alcalde decidió restringir el uso a dos horas, precisamente las de mayor tráfico en el pueblo, de este tipo de servicios de las empresas de alquiler que tienen 40 de estos autos disponibles.

Precisamente, para estas últimas firmas, las pérdidas alcanzan el 80 por ciento por esta medida y acudirán a los tribunales para darle reversa.  Por el momento, los motores de estos súperdeportivos podrán seguir sonando y convirtiéndose en parte del atractivo turístico de Maranello, siempre y cuando respeten la 'siesta' y la tranquilidad.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.