Airbus Helicopters trajo en demostración el H215

La empresa, que absorbió al grupo Eurocopter, trasladó a Bogotá el robusto aparato, capaz de alzar 4,5 toneladas o transportar hasta 22 personas.

Revista Motor

11:44 p.m. 06 de junio del 2016
H215, el ascensor francés

H215, el ascensor francés

Hace 22 años, MOTOR publicó la llegada de los helicópteros rusos Mi- 17 que venían a buscar mercado civil y militar en los aires colombianos. “Los ascensores rusos” fue el título del artículo en el cual se describieron todas las propiedades de estas máquinas, que en ese entonces despertaban tanta curiosidad como escepticismo.

Con el vuelo de más de dos décadas, los Mi-17 se convirtieron en una pieza fundamental para el transporte pesado y una herramienta clave para nuestras Fuerzas Militares. Por supuesto, el MI se occidentalizó al pasar sus instrumentos a las medidas americanas y adoptar la aviónica actual. Seguramente, también se ha domesticado su comportamiento, pues ese primer aparato tenía calapiés en los pedales para que la vibración no les hiciera saltar los pies a los pilotos, y MOTOR recuerda bien las goteras de aceite caliente que caían de la turbina a la cabina.

H215, el ascensor francés

H215, el ascensor francés

Ahora, la visita del H215 de Airbus a Bogotá puso el tema de estos superhelicópteros en el mostrador, ya que se trata de una máquina equivalente en la mayoría de sus características y habilidades y que compite directamente con el Sikorsky S-61N. El nombre no dice mucho, pero si hablamos de que se trata del mismo famoso Súper Puma civil, o Cougar militar, el árbol genealógico de la máquina nos lleva a los archivos de Eurocopter, empresa fundada en 1992 con la fusión de Aérospatiale y Daimler Benz Aerospace, que son las empresas base del grupo Airbus, que asume esta operación bajo su nombre del 2014.

El H215 es una máquina con dos turbinas Makila A1, capaz de llevar entre 19 y 22 pasajeros dependiendo del ensamble del interior, y puede levantar cargas de 4,5 toneladas. Será fabricado en serie en Rumania desde el año entrante y se ofrece en el rango de los 16 millones de dólares, según la versión y el equipo.

H215, el ascensor francés

H215, el ascensor francés

El que vino a Colombia, que hacía una gira por toda Latinoamérica para interesar a civiles y a las fuerzas armadas, tenía toda la dotación de última generación en aviónica, acoplada con un piloto automático de cuatro ejes.

Puede volar entre Bogotá y Barranquilla en dos horas gracias a su velocidad de crucero de 262 kilómetros por hora, y asciende, en su mejor condición, a una rata de 1.618 pies por minuto.

Versatilidad

El H215 se adapta a todo tipo de misiones civiles y militares y hasta para transporte ejecutivo. Hay una vasta gama de accesorios y aplicaciones certificadas, por lo cual el espectro de servicios es sumamente amplio, asociado con su gran potencia de motores y la modernidad de sus sistemas.

H215, el ascensor francés

H215, el ascensor francés

DATO

Curiosidad: los rotores principales de los helicópteros de Airbus hechos en Francia y Rusia giran en el sentido de las agujas del reloj, vistos por encima. Los motores de los alemanes y americanos lo hacen en sentido contrario.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.