Honda Civic, compacta excelencia para reemplazar al pequeño N600

 A pesar de conservar unas dimensiones muy reducidas, su pequeño motor frontal transversal le permitía ofrecer un buen espacio interior.

Redacción Vehículos

04:27 p.m. 03 de diciembre del 2015
Honda Civic

Honda Civic

Nació como un subcompacto y fue introducido a mediados de 1972 como modelo 1973.

La opción mecánica constaba de bloques de cuatro cilindros de 1.169, 1.238 y 1.488 cm3, aunados a transmisiones mecánicas de cuatro o cinco velocidades, o una automática de dos. La potencia, que oscilaba entre los 50 y 75 caballos, era suficiente para mover los menos de 700 kg que marcaba en la báscula.

Honda Civic

Honda Civic

Nipón Motors Ltda., importador de la marca en esa época, trajo a Colombia los primeros Civic a mediados de los años 70 en sus versiones hatchback de tres y cinco puertas, y con los motores de 1.3 y 1.5 litros.

La segunda generación, más generosa en dimensiones y potencia, y con algunos cambios estéticos, apareció en 1979, siendo la última en llegar gracias al mencionado representante pues a partir de 1981 Fanalca asumió esa tarea.

Debido al cierre de importaciones, el Civic se ausentó en su tercera y cuarta generación, regresando de forma oficial en 1991 con la quinta, tal vez la de mayor difusión en nuestro país (junto con la sexta) gracias a su completo equipamiento, gran desempeño y comodidad.

Honda Civic

Honda Civic

Exceptuando a la novena generación, cuyos niveles de calidad y manejo no estuvieron a la altura de la tradición que mantenía el modelo, y a pesar de tener un precio elevado respecto a sus competidores en el país, el Honda Civic siempre ha sido un vehículo destacado en su categoría gracias a su comodidad, calidad general y el respaldo ofrecido por su garantía.

En septiembre pasado Honda reveló ante el mundo la décima generación de este modelo, que debería llegar a nuestro país el próximo año.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.