Honda superó los 300 millones de motos fabricadas en 65 años de historia

La división de motocicletas de la marca japonesa alcanzó a finales de noviembre de 2014 este récord. Una cifra que muestra la magnitud del consumo de estos vehículos en el mundo.

Redacción Motor

05:14 a.m. 11 de febrero del 2015

El apetito por las motos no sólo es un fenómeno de nuestro país pues este se extiende a todos los rincones del mundo y mucho más a mercados en los que la movilidad es un tema estancado. Por eso no sorprende que mientras las cifras que manejan los fabricantes de carros se vean diminutas al lado de las de los que producen motos y allí se pueden entender las razones de que muchas marcas se hayan pasado o sostengan su negocio con un 'pie' montado sobre el mundo de las dos ruedas.

Esta es la conclusión que se puede tomar del registro que a comienzos de diciembre de 2014 entregó la división de motos de la firma japonesa Honda de haber alcanzado los 300 millones de unidades fabricadas desde 1.949 de las cuales el gran porcentaje de casi 30 puntos se lo lleva la pequeña motocicleta urbana Cub con 90 millones de unidades.

Y es que son precisamente las motos de baja cilindrada, hasta 250 c.c., las que mayor volumen tienen dentro de la demanda mundial y que tienen en los países asiáticos, como China, India y Tailandia, la mayores cifras de ventas, además de una gigantesca producción de más de 33 plantas en todo el mundo.

Por esa razón Honda celebró este hito industrial con la presentación de la edición 40 años de la turismera Gold Wing (en la foto que acompaña el artículo), una moto enorme de 1.8 litros con airbag, ABS y hasta reversa, que precisamente cumple su carta década en 2015.

DATO
La primera moto que fabricó Honda fue la Honda Dream Type-D que se produjo por primera vez hace 66 años. Tenía un motor monocilíndrico de dos tiempos y 98 cc de cilindrada que entregaba sólo 3 caballos de potencia, suficientes para esos tiempos.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.