Hyundai inauguró en Brasil su primera planta de producción de América Latina

Con una capacidad para producir 150 mil vehículos al año para ese mercado, exclusivamente, el fabricante surcoreano abrió su nueva planta en la que fabricará el nuevo compacto Hyundai HB20.

Redacción Motor

02:22 p.m. 16 de noviembre del 2012

La fábrica está ubicada en la ciudad industrial de Piracicaba, ubicada a 160 kilómetros de la ciudad de Sao Paulo, y significó una inversión de 700 millones de dólares por parte de la multinacional y se encargará de producir inicialmente tres modelos, liderados por el vehículo compacto HB20.

La nueva sede generará 2.000 empleos directos y unos 3.000 indirectos, según el gobierno estatal. "Brasil es un gran centro de la economía mundial y está entre los cinco mayores mercados automotores del mundo, lo que justifica el interés de Hyundai en abrir una fábrica aquí", dijo Mauricio Jordao, gerente de relaciones públicas de Hyundai Brasil.

"Todo ese volumen, de 150.000 carros, será producido y vendido en el mercado interno", añadió el portavoz. Según Jordao, el interés de Hyundai en el mercado brasileño se expresa también en que la fabricante lanzará un modelo exclusivo para el país, el HB20.

El sector automotor es uno de los fuertes componentes de la industria de Brasil, sexta economía del mundo. Para impulsar el crecimiento económico, este año el gobierno lanzó una serie de estímulos tributarios y de crédito para beneficiar a este sector, que redundaron en un alza de ventas y producción.

El año pasado se vendieron 3,63 millones de vehículos en Brasil y para el año 2020, La Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos (Anfavea) espera que esta cifra oscile entre cinco y seis millones de unidades.

Según la entidad, la flota de automóviles (sin contar camiones y vehículos de gran tamaño) es de 27,5 millones en un país de 194 millones de habitantes.

Con información de EFE.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.