Impulse 2: la vuelta al mundo en un avión solar

La hicieron dos aventureros y visionarios suizos, en un viaje que partió de Abu Dabi, recorrió 43.041 kilómetros y duró más de un año.

Revista Motor

12:05 p.m. 12 de agosto del 2016
El impulso solar

El impulso solar

Al mismo tiempo que las cifras de su vuelo son sorprendentes, la hazaña del Solar Impulse demuestra que la energía solar es un recurso cuyo uso intenso está muy limitado mientras no se logre una mayor eficiencia de los paneles que la acumulan. La misión ahora es llevar la energía solar más lejos.

El impulso solar

.

Darle la vuelta al mundo en un avión que toma su energía del Sol y no consume ni un gramo de los combustibles fósiles marcó un hito, no solo en la historia de la aviación, sino también en la de la energía.

Después de recorrer 43.041 kilómetros en 23 días efectivos en el aire, el Solar Impulse 2, piloteado en turnos por el cardiólogo Bertrand Piccard y el empresario André Borschberg, ambos suizos, cerró el círculo terráqueo el pasado 26 de julio, en Abu Dabi, desde donde había partido el 9 de marzo del 2015.

El aparato, con una enorme envergadura de 72 metros, medida similar a las de un Boeing 747 y un Airbus A380, acumuló y consumió 11.655 kilovatios/hora, que se alimentaron de la energía solar guardada en 17.248 paneles que formaron toda la parte superior de sus alas, fuselaje y estabilizador trasero. Tanta, que pudo volar de noche sin problemas.

El impulso solar

.

Tan silencioso como lento, apenas vuela a 55 kilómetros por hora, impulsado por cuatro pequeños motores, por supuesto eléctricos, el SI2 pesa nada menos que 2,3 toneladas (es el avión más liviano hecho con ese tamaño) aportadas sobre todo por las celdas, pues la cabina apenas tiene 3,8 metros cúbicos para la operación por un piloto y todo el aparato está reducido a su más mínima expresión para no castigar el exiguo rendimiento de las máquinas.

No tiene presurización ni calefacción, pero sí una balsa, un paracaídas y silla eyectable. El pilotaje es sumamente delicado debido al tamaño de sus alas, muy sensibles a las turbulencias. Una vez finalizada la misión quedan el mensaje y la tarea de llevar la energía solar cada vez más lejos.

El impulso solar

.

Aventureros y visionarios

Bertrand Piccard ya le había dado la vuelta al mundo en un globo, en 1999, al cabo de la cual prometió repetir el periplo, pero sin gastar una gota de combustible. Borschberg, quien diseño y desarrolló el avión en Suiza, estableció una marca mundial al volar solitario durante cinco días y noches consecutivos y cruzar parte del Pacífico (117 horas y 52 minutos), desde Japón hasta Hawái.

El impulso solar

.

El SI 2 es la primera máquina que hace ese tiempo en el aire sin reabastecimiento, monitoreada desde una central de vuelo en Mónaco. Pero no fue sin angustias porque las baterías sufrieron en esa etapa y el avión estuvo nueve meses en tierra (más de un año duró el recorrido), en Hawái, mientras lo repararon. En total, establecieron 19 récords mundiales.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.