Jaguar C-X95, el diseño del futuro hoy

Ejecutivos e ingenieros de la tradicional marca británica, fijan con el C-X95 los nuevos límites para el futuro inmediato de la marca. Propuesta.

Por Redacción Motor

11:40 a.m. 14 de abril del 2016
01 jag

JAGUAR C-X95. EL DISEÑO DEL FUTURO HOY

Uno de los mayores aciertos en la historia del diseño de Jaguar fue la presentación de su concept C-X75, en el Salón de París de 2010. La tecnología empleada detrás de este modelo fue en gran medida una primicia para la marca británica.

El C-X75 era un súper deportivo eléctrico, híbrido, que utilizaba cuatro motores eléctricos, uno por rueda y turbinas gemelas, las cuales producían un total de casi 800 caballos de potencia. Lastimosamente, el auto nunca vio la luz del día, salvo una cinematográfica aparición en la última entrega de James Bond, Spectre.

02 jag

JAGUAR C-X95. EL DISEÑO DEL FUTURO HOY

Eso fue sólo el comienzo; pues un nuevo concept podría ser el siguiente paso de la marca.

Se llama C-X95, y no es para uso en calle, por lo menos hasta ahora. Es una recreación virtual hecha por el artista estadounidense, Jack Liu, quien basó su obra en el C-X75 de 2010.

Exhibe una serie de detalles icónicos en los diseños de Jaguar, como la parrilla y el capó esculpido, inspirados en el F-Type. Pero también el C-X95 alardea de unos trazos con visión futurista.

03 jag

JAGUAR C-X95. EL DISEÑO DEL FUTURO HOY

El concept fue diseñado con la forma más aerodinámica posible. Tienen un cuerpo electrizante que incluso deja ver flujos de corriente a través de su carrocería, como se ve advierte en el generador eléctrico, expuesto en la parte trasera.

El diseñador no especificó sus prestaciones ni potencia, ni tampoco la forma en que trabajaría su sistema de propulsión, pero es casi seguro que se alejará de las configuraciones tradicionales de motorización que involucran diésel o gasolina.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.