Jueves de mecánica: historia y funcionamiento de la tracción

Este artículo hace un recuento de cómo nació la tracción en el mundo automotor, aclara porqué está mal decir tracción delantera o trasera y más.

Por Redacción Motor

04:31 p.m. 04 de mayo del 2017
Tracción o Impulsión

Tracción o Impulsión

Primero, hay que aclarar que es redundante decir 'tracción delantera', pues lo primero implica lo segundo. Tracción significa que las ruedas delanteras son las que se encargan de recibir la energía que mueve el vehículo, halando de su peso. Los autos que avanzan gracias a que la fuerza motriz está en el tren trasero son de impulsión. Por lo tanto, no cabe decir 'tracción trasera' y es obvio que tampoco hay impulsión posterior.

Desde los años 60, cuando el Mini le dio la vuelta definitiva a la ingeniería y la simplicidad de los autos, la gran mayoría cambió de principios y ya no se mueve por el empuje de las ruedas traseras y dejó de tener un chasís de bastidor independiente, arrancando la era de los ‘compactos’, en los cuales todo soporta todo.

Tracción o Impulsión

Tracción o Impulsión

Aunque tiene mejor reparto del peso, es más obediente en las maniobras de dirección y frenado combinadas y permite mejor control del vehículo, la configuración de impulsión ha sido abandonada por la mayoría de la industria por diversas causas, pero permanece para los grandes sedanes y por esas razones en los autos de gran rendimiento.

Tracción o Impulsión

Tracción o Impulsión

La primera y esencial son los costos menores que implica hacer un carro con tracción. Desde cuando Alec Issigonis, el creador del Mini, puso el motor transversal en el frente del carro, la arquitectura automotriz cambió para siempre, pues eso liberó gran cantidad de espacio en la cabina, que antes ocupaban la caja y el cardan, que al ser eliminado permitió hacer los pisos planos y sacar el incómodo túnel que recorría el centro del carro.

¿Cuál sistema de tracción elegir?

¿Cuál sistema de tracción elegir?

Al recolocar el conjunto motor vino un segundo avance que fue integrar la caja de velocidades en una compacta unidad con el motor, lo cual implica menores pérdidas mecánicas.

Issigonis en su momento solo pudo montar el motor encima de la caja del Mini, en un andamio que castiga el centro de gravedad y hace que el motor use el mismo aceite del conjunto caja/transmisión con muchos inconvenientes de mugre y temperatura. A pesar de eso, el Mini es uno de los carros más estables del mundo, aunque allí juegan otras razones que algún día trataremos.

01 Min

El Mini Remastered es una versión moderna del clásico y popular Mini diseñado por Alec Issigonis para BMC.

Implantar la tracción de manera masiva y confiablemente no fue fácil, pues las uniones de los ejes, llamadas homocinéticas, eran muy frágiles, pero obviamente la ingeniería superó esos problemas con mejores juntas, grasas y materiales, aunque siguen siendo un punto débil de todos los autos de hoy, ya que los ejes pasaron al rubro de consumibles y perecederos.

Tracción o Impulsión

Tracción o Impulsión

Total, la disposición de la tracción salva plata en materiales y componentes, simplifica la plataforma y le deja más espacio útil a la cabina, hay menos pérdidas mecánicas y por consiguiente ahorro de combustible; el auto perdona más los errores de conducción y la ingeniería se ha vuelto experta en optimizar esta configuración mecánica, que es casi universal por las ventajas citadas.

Que no aplica en vehículos verdaderos de trabajo y carga por su tipología y requisitos de manejo del peso.

Noticias recomendadas

Más noticias

Carros: ahora están hechos de plástico

En nuestro Jueves de Mecánica aclaramos esta afirmación de uno de nuestros lectores preocupado por la resistencia, durabilidad y seguridad de su auto.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.