Qué hacer si quiere cambiar las llantas y Los rines

Cualquier cambio de 'zapatos' afectará el 'caminado' del carro, así que asegúrese de que un deseo estético o mecánico, no lo ponga en problemas.

Redacción Vehículos

12:47 p.m. 03 de agosto del 2017
La presión de las llantas

La presión de las llantas

Al momento de modificar el carro tal vez una de las primeras decisiones que toman muchas personas tiene que ver con la parte estética: los rines y llantas. No hay duda en que esto le puede cambiar totalmente la ‘cara’ al carro, pero hay que tener en cuenta que cualquier intervención altera el caminado.

Rines

ojo al montar rines de mayor tamaño 

No siempre para mal, claro está. Desde que todo lo que se haga sea de manera profesional podrán encontrar ventajas, pero precisamente por eso es que hay que saber qué se quiere lograr, qué hay que hacer para conseguirlo y cuál es la mejor forma de hacerlo.

En primera instancia estarían los rines y su infinidad de diseños y tamaños para escoger, y aunque siempre se quiera elegir el más grande posible, hay que tener en cuenta algunos factores importantes. El primero de ellos es saber que a medida que aumenta su tamaño la pared lateral (perfil) de la llanta se debe reducir para mantener la altura de esta última que es la condición fundamental de mantener.

Las razones son varias. Por un lado los parámetros de medición del vehículo, como el velocímetro y el odómetro, fueron establecidos con el tamaño de ruedas que salió de fábrica, así como toda la regulación de la suspensión y frenado, por lo cual cualquier cambio altera el desempeño de dichos elementos y del vehículo mismo.

Cuide las llantas de su vehículo

.

Hablando específicamente de las llantas hay que tener en cuenta que unas más grandes o más anchas tendrán sus efectos en el consumo de combustible así como en la aceleración (será más difícil vencer la inercia). Eso sí, al momento de exigir el vehículo en curvas su estabilidad mejora si son más anchas, pero empeorará si son más altas pues se sube el centro de gravedad.

Otro factor que juega un papel importante en la estabilidad del carro es su trocha, que es el ancho entre ruedas, que puede aumentarse ligeramente con el uso de espaciadores. Hechos en aluminio y ubicados justo detrás de la rueda, estos se encargan de “empujarla” un poco hacia afuera para aumentar el ancho, pero muchas veces son instalados más por el beneficio estético que brindan o para acomodar rines que no son específicos para el carro.

Al instalar espaciadores es importante asegurarse que sean de buena calidad, pues unos malos (o mal instalados) podrían causar vibraciones y en el peor de los casos pueden ocasionar daños en la rueda o hacer que esta se salga. Para evitar esto último es importante cambiar los pernos originales del vehículo por unos más largos, pues si “se quedan cortos” no sujetarán la rueda en su lugar.

Rines

.

Una “solución” empleada por algunos para poder instalar ruedas más anchas es ampliar el ancho de los rines, de paso dándoles un mayor offset negativo, que es cuando el rin gana profundidad y su centro se ve “metido”.

Puede que en últimas esto sí permita instalar el ancho de la rueda que se quiere, pero también habrá otros efectos. Si la llanta queda muy salida puede golpear contra el guardabarros y si se aplica de forma notoria en el eje delantero se afectará negativamente la respuesta de la dirección.

Lea también: Las 10 mejores respuestas a dudas sobre llantas y rines

También hay que tener en cuenta que los rines de aleación deben tener en los apoyos de los pernos insertos de acero que evitan que las tuercas se incrusten en la aleación y no haya ajuste simétrico. Los rines homologados y de marcas conocidas los traen de serie. Otro factor importante es verificar que el ángulo de apoyo de las tuercas o pernos en el rin sea coincidente, es decir, las dos caras con ángulos que sumen 90 grados, bien sea en parejas de 45 grados o 30 y 60. Si las tuercas o pernos no son pareja con el rin, se aflojan de inmediato con gran peligro.

Rines

.

Y una última regla: el peso del rin es clave y una de las razones para cambiarlos es que sean bien livianos. Eluda en cuanto sea posible los muy pesados, pues es indicio de que no tienen un material correcto y causarán daños en las suspensiones.

No hay duda que la estética del carro es algo totalmente personalizable y que prácticamente cualquier gomoso de los carros disfruta hacer (no hay nada como que el carro se vea como a uno más le gusta), pero de todas formas se deben tener en cuenta ciertos parámetros técnicos para que el desempeño del vehículo no se vea empobrecido solo por mejorar su apariencia.

Cuide las llantas de su vehículo

Cuide las llantas de su vehículo

Y más aún cuando esas modificaciones se hacen en llantas y rines, que son el único contacto que el carro tiene con la vía. Cualquier cambio se notará en la marcha y si además no se hizo un trabajo técnico y con partes de buena calidad, lo más seguro es que así se haya tenido una buena intención, el efecto final será negativo y ocasionará desgastes prematuros, sin contar con posibles afectaciones de seguridad.

Lea también: ¿por qué las llantas no se deben reparar?

Noticias recomendadas

Más noticias

Bajarse del carro y subirse a la moto

Pasar del carro a la moto conlleva una larga lista de consideraciones que no deberían ignorarse. Conozca las ventajas de hacer el cambio.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.