Kawasaki acelera, nueva motocicleta ER-6N con motor 650 c.c.

La moto ER-6N acaba de llegar de Japón llena de interesantes soluciones. Usa un motor de 650 c.c. con potencia de 72 caballos y seis cambios adelante.

Redacción Motor

10:21 p.m. 14 de marzo del 2011

La moto ER-6N acaba de llegar de Japón llena de interesantes soluciones. Usa un motor de 650 c.c. con potencia de 72 caballos y seis cambios adelante. 

El mercado de las motos se sigue ampliando y enriqueciendo. No sólo en la gama de motos populares, en la cual proliferan las marcas chinas con el mismo producto de base, sino que también en gamas más altas y especializadas se están ofreciendo nuevas máquinas.

Por ejemplo, Kawasaki por intermedio de Auteco, está poniendo en vitrinas una moto llamada ER-6N, con vocación muy rutera y perfecta compatibilidad para el uso urbano, importada de Japón.
Naturalmente, una moto de este nombre y época, reúne todos los últimos avances y refinamientos, dentro de los cuales el motor es el gran protagonista. Primero, se destaca por su reducido tamaño físico con respecto a la cilindrada. Se trata de un bicilíndrico, con los dos cilindros paralelos en posición transversal, que son refrigerados por agua. Tiene cuatro válvulas por cilindro e inyección electrónica, gracias a lo cual rinde una cifra impresionante de 72 caballos de potencia a 8.000 rpm, provenientes de 650 c.c. de desplazamiento.

El motor está acoplado a una caja de seis cambios, con los ejes de piñones superpuestos, solución que según el fabricante permite reducir al mínimo el tamaño de la moto, ya que se optimiza el espacio que ocupan los órganos mecánicos, por ejemplo esposible alojar el escape debajo de la moto, y además montar un catalizador de tres vías que le permite pasar el riguroso examen de emisiones EURO 3.

Gracias a la arquitectura de la caja, el motor está colocado en la  parte inferior del chasis, con lo cual el peso está colocado muy abajo y el centro de gravedad resulta ideal, mejorando la estabilidad y maniobrabilidad de la máquina.

 Para aprovechar esas dimensiones de la planta motriz, el diseño del chasís en forma de triángulo (Diamond según la apelación de Kawasaki), fabricado en acero de alta resistencia y muy liviano, es una pieza única.

También cuenta con un amortiguador trasero graduable en siete posiciones de precarga, que permite al conductor ajustar la moto a su estilo de conducción, o condiciones topográficas.

 En la ruta, la ER-6N sorprende favorablemente porque tiene un comportamiento bastante mejor de lo que se espera de una moto a primera vista sencilla y pensada para todos los públicos. El motor responde con un muy buen torque desde bajas revoluciones y se estira hasta las  10.000 revoluciones por minuto, con una potencia constante. Esto significa una aceleración muy buena.

La caja funciona con precisión, y sus relaciones están muy bien multiplicadas y escalonadas. Los controles generales de la moto son suaves y agradables de operar, sin fatiga para el conductor,

Gracias a su distribución de pesos, la moto se agarra de forma admirable y frena muy bien, debido a los discos de freno tallados en forma de pétalo, muy novedosos y eficaces, con 300 milímetros de diámetro en los delanteros y 220 milímetros los de atrás.

En el panel de los instrumentos nos ofrece un tacómetro análogo y un display digital, donde nos muestra el velocímetro y el odómetro, y se pueden consultar los dos kilometrajes parciales, lo mismo que el reloj. Nos parece que hacen falta un indicador del nivel de combustible y otro de temperatura del agua: hay testigos, pero son poco prácticos.

El gran mérito de esta moto es que gracias a su reducido tamaño, diseño acertado y buen comportamiento, es apta para conductores con poca experiencia y puede satisfacer simultáneamente a los más expertos y exigentes: es como manejar una moto de 400 c.c con la potencia de una de 650 c.c

En ciudad resulta maniobrable y eficiente, gracias a su tamaño y por lo bien que camina el motor. En carreteras de montaña es divertida, segura y económica y en los viajes de turismo ofrece toda la comodidad que se puede esperar de una naked (sin carenajes), cosa que se nota por la falta del deflector delantero, que viene como accesorio, ya que a altas velocidades el viento afecta la marcha.

La moto cuesta $22.490.000 y viene a competir con las Suzukis GSR 600, la SV 650 y las Yamaha FZ 6N y FZ 6S. La ER-6N se presenta como una nueva alternativa muy interesante, no solo para los ruteros, sino para muchos motociclistas citadinos, que quieren tener mucho más que una scooter para poder transitar por las interminables filas en Bogotá.
G.C.G.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.