Kawasaki sigue apostando por una moto de alta cilindrada para cualquier tipo de terreno

La Kawasaki Versys 1000 ofrece un motor de 1.043 c.c. con 4 cilindros en línea y 118 caballos de potencia. Usa la misma plataforma de la Ninja ZX-10R y su chasis fue fabricado en aluminio.

Redacción Motor

09:34 p.m. 22 de octubre del 2012

Después de varios meses de espera y ante un ambiente de tensión que ronda por estos días entre los fabricantes japoneses y demás actores del sector automotor asiático, Kawasaki se arriesgó y lanzó la nueva motocicleta Versys 1000, como su gran apuesta para el 2012.

Comparada con la Versys 650, esta nueva motocicleta que ofrece casi el el doble de cilindrada, pero mantiene vivo el ADN que identifica a esta familia de dos ruedas. Incluye otros aspectos que la convierten en una todoterreno súperdeportiva de gran potencia debido a su motor de 1.043 centímetros cúbicos.

Su concepto aventurero se logra gracias a sus llantas de 17 pulgadas y neumáticos de carretera de serie que le permiten pasar sobre cualquier tipo de superficie y no presentar problemas o deformidades en sus ruedas. Además. la posición de conducción erguida y relajada ofrece un alto nivel de control, mientras la ligereza de su chasis de aluminio y la suspensión ajustable, tanto delantera como trasera, proporciona una conducción agresiva con estilo deportivo.

Otros detalles que hacen cómoda su conducción es que la silla se encuentra más cerca del timón, el chasis es bastante estrecho a la altura de las rodillas y los reposapiés, tanto del piloto como de su acompañante, vienen cubiertos en goma y están montados sobre el 'silent-block' para reducir las vibraciones.

La nueva Versys 1000 monta un motor de 1.043 c.c., 16 válvulas, refrigeración líquida, un torque de 102 Nm a las 7.700 rpm y cuatro cilindros en línea, heredado directamente de la Kawasaki Z1000. Su tanque de combustible ofrece una capacidad de hasta 21 litros, lo que junto con un nuevo sistema de indicador de combustible permite recorrer hasta 400 kilómetros. Este motor está conectado con una caja de 6 velocidades, perfectamente relacionada, y la transmisión se conecta por medio de cadena.

El capítulo tecnológico también tiene gran importancia en esta motocicleta. Igual que la Kawasaki ZZR1400, la Versys 1.000 ofrece, un sistema de control de tracción de tres niveles que permite ser desconectado si el piloto lo prefiere.

El tablero de instrumentos también utiliza buena parte de la electrónica, pero ahí no se encuentra nada más novedoso que los testigos que avisan del nivel de potencia del motor. El indicador de conducción eficiente indica el uso correcto de la máquina para que el consumo sea óptimo y así lograr recorrer mayor distancia con menos galones, pero se debe alcarar que este servicio solo funciona por debajo de los 160 km/h a menos de 3.000 rpm.

Viene con luces de emergencia y el sistema antirrobo es  coordinado con la llave. Los mandos y switches son los tradicionales pero en el manubrio izquierdo se encuentra el control de selección para el modo del motor y la posición del control de tracción, que son fáciles de operar e interpretar.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.