Kia estudia la posibilidad de instalar una planta de producción en Brasil

El incremento de 30 puntos porcentuales en los carros importados, decretado por ese Gobierno, sería la principal razón para que la marca estudie la posibilidad de construir su primera planta allí.

Redacción Motor

05:30 a.m. 01 de noviembre del 2012

La compañía de automóviles coreana Kia Motors evalúa la decisión de construir una nueva fábrica en Brasil, luego de la drástica alza que decretó el Gobierno brasileño a los vehículos importados y que ha reducido en la misma medida las ventas de la firma en el cuarto mercado automotriz del mundo.

José Luiz Gandini, jefe de Kia en Brasil, afirmó luego de la realización del Salón del Automóvil de Sao Paulo que la estrategia corporativa ha dado prioridad a la filial Hyundai Motor Co. para una importante inversión en una nueva planta de producción en Brasil, pero nunca negó la posibilidad de que la corena desarrolle ese proyecto. 

Kia espera que sus ventas locales se desplomen desde 77.000 vehículos en el 2011 a unos 50.000 a fines del 2012 -la mitad del pronóstico original de la compañía para este año- debido a un incremento impositivo de 30 puntos porcentuales sobre los autos fabricados en el exterior y que pisen territorio brasileño.

Gandini, dijo que las nuevas normas ejemplificaban la pesada carga que llevan los precios de los autos en Brasil al doble que en otros mercados. "Las personas preguntan por qué un vehículo es tan barato en Estados Unidos y tan caro aquí", dijo.

"Es porque en Brasil estamos vendiendo impuestos", agregó. Las nuevas reglas impositivas, que apuntan a proteger el empleo en la industria automotriz brasileña, han acelerado algunas inversiones y cambiado los planes en otros casos.

El alza del impuesto ha impactado tanto en importadores de autos como en autopartes, usadas en su fabricación. Volvo sigue estudiando planes para instalar una fábrica de autos en Brasil, los cuales habían quedado archivados en medio de las negociaciones sobre las nuevas normas impositivas, dijo a periodistas Paulo Solti, jefe de Volvo en Brasil.

Y, por su parte, Suzuki completó la construcción de una planta en el estado de Goias, anunciada en el 2010, pero no comenzará a producir allí ante el cambiante panorama en Brasil, dijo Luiz Rosenfeld, titular local de la empresa.

En cambio, Suzuki producirá su pequeño SUV Jimny en la planta brasileña de Mitsubishi Motors, donde Mitsubishi aumenta los esfuerzos para integrar a sus proveedores locales.

*Con información de EFE

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.