REPITió RÉCORD MUNDIAL EL KOENIGSEGG ONE:1

Este súper deportivo vuelve a ser el rey del planeta en velocidad para autos de producción en la pista de Spa Francorchamps. Se superó así mismo.

Por Redacción Motor

12:17 p.m. 24 de julio del 2015
Koenigsegg One 1_ 01

Koenigsegg One 1, rey en Spa Francorchamps

Un auténtico demoledor del cronómetro es el Koenigsegg One:1 que marcó un nuevo récord mundial de velocidad para autos de producción en la pista de Spa-Francorchamps, mejorando por más de un segundo el registro anterior que había obtenido hace menos de un mes en el mismo sitio.

Este 'cohete' con ruedas logró hacer un tiempo de 2 minutos, 32 segundos y 14 milésimas durante unas pruebas ordinarias en las que, para aderezar más el hecho, había tráfico en la pista y límites de ruido que obligaron a 'ahogar' un poco su ronca potencia.

Este rey de la velocidad ya había roto por más de 5 segundos la marca que existía cuando en junio y en este mismo escenario hizo un tiempo de 2' 33.26 segundos.

Koenigsegg One 1
Koenigsegg One 1 video del nuevo récord

Y el potencial del Koenigsegg One:1 está aún por probar sus verdaderos alcances pues en una pista vacía y con un permiso para ir más allá de los 110 db de la normativa de ruido esta fiera podría llegar al tope.

Así, por el momento, sólo podrían ser el Hennessey Venom, el SS Ultimate Aero e incluso el Bugatti los únicos que puedan destronar a esta 'bestia' sueca en su pista.

DATO
Hay que recordar que en la actualidad, la máxima velocidad alcanzada por un auto de producción le pertenece al Hennessey Venom con 434 kph (febrero de 2014). Aunque esto no le resta mérito al Koenigsegg que también es el carro más rápido del mundo en hacer de 0 a 300 kph.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.