KTM puso un peldaño más en el segmento de bajo cilindraje con la nueva moto Duke RC390

Este ejemplar austríaco de 373 centímetros cúbicos y 44 caballos de potencia, viene a competir de forma directa con la Ninja 300 de Kawasaki y la CBR300R de Honda. Estreno en el mundial de la moto,

Redacción Motor

10:28 p.m. 07 de noviembre del 2013

No es una moto deportiva así su apariencia nos diga lo contrario, pues por pinta parece contener lo mejor del ADN atlético de KTM. Su cilindrada se enmarca dentro del primer segmento de las motocicletas y su semicarenado pertenece a las motos tipo Street. Sin embargo, sus prestaciones nos devuelven al principio, pues podría ser un 'lobo con piel de oveja' y hace honor a su línea de origen, Duke.

Desde cualquier ángulo resulta atractiva e incluso da la impresión de ser una moto de mayor cilindraje, robustez de la que son responsables su carenaje deportivo pintado con los colores propios de KTM y la forma de sus luces usuales en motos de gran tamaño.

Mecánicamente cuenta con un motor monocilíndrico cuatro tiempos de 373 centímetros cúbicos y refrigeración líquida y caja de cambios manual de seis velocidades, más que suficiente para mover sus 147 kilos, peso que resulta bajo comparado con el de otras motos de su categoría. Eso le da una estupenda relación de 3.3 kilos por caballo, nada mal para una moto que en la ficha técnica se enmarca en las fronteras urbanas.

Esta deportiva mediana viene equipada con frenos ABS, que juegan muy bien con unos discos de 30 centímetros de diámetro adelante y de 23 centímetros atrás, resultando en frenadas muy seguras y confiables en condiciones de alta exigencia.

A bordo de la Duke RC390, la diversión se extiende, pues se podrá disfrutar de viajes largos y grandes recorridos gracias a su tanque de combustible que alberga 10 litros y, dependiendo de las condiciones de manejo, le da una autonomía de entre 250 y 300 kilómetros.

Aunque KTM la produjo pensada para competir, su diseño ofrece mucha comodidad y permite sin problema que sea usada también en la ciudad o carretera con la misma versatilidad.

El precio de introducción se anunció en 6.000 euros (8.112 dólares), más alto que el de sus potenciales contrincantes Kawasaki y Honda de 300 centímetros.

DATO
Aunque el sistema de frenos ABS es de serie, se ofrece la opción de desconectarlo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.