Obtenga este jueves el tanque ruso KV-2

Recorte el cupón que saldrá este 27 de julio en EL TIEMPO y, más 21.900 pesos, reclámelo en almacenes o centros de venta de EL TIEMPO Casa Editorial.

Redacción Vehículos

02:53 p.m. 26 de julio del 2017
KV-2 Ruso

KV-2 Ruso

Desarrollado a finales de los años 30, el tanque pesado KV fue llamado así en honor al militar y político ruso Kliment Voroshilov, una de las personalidades más influyentes de la URSS durante la época estalinista.

Esta máquina de guerra fue ideal para la destrucción de búnkeres, defensas terrestres y fortificaciones.

A pesar de no ser muy maniobrable, su gran capacidad de fuego y el fuerte blindaje lo convirtieron en un vehículo casi invencible para la infantería alemana, por lo cual la Panzerdivision lo denominó “Russischer Koloss” (El Coloso Ruso).

Tras el inicio de la Guerra de Invierno (1939-1940), el modelo KV-1, construido por la Leningrad Kirov Plant (LKZ) de San Petersburgo, se convirtió en el vehículo más efectivo y resistente contra las defensas enemigas.

En 1940 el ingeniero Josef Kotin construyó el KV-2 y lo dotó con un cañón de 152,4 mm, por lo que fue necesario ampliar la torreta, aumentar la altura del tanque e incrementar el grosor de su blindaje entre 60 y 110 mm.

KV-2 Ruso

.

Debido a la estandarización de componentes mecánicos, este carro de combate de artillería pesada empleó el mismo motor del KV-1, su antecesor, un motor diésel de 12 cilindros de 550 caballos de potencia y orugas con 6 ruedas de rodaje, lo cual se tradujo en una velocidad de avance lenta y un rango operacional bajo. En cuanto a armamento adicional le incorporaron también ametralladoras de 7,62 mm.

Debido a su peso (52 toneladas) y que el tanque fue diseñado como destructor de búnkeres, demostró poca movilidad en la campaña del Frente Oriental contra Alemania, en donde tuvo dificultades para desplazarse por terrenos poco nivelados.
No obstante fue protagonista de uno de los episodios más heroicos de la Segunda Guerra Mundial.

Entre el 23 y el 24 de junio de 1941, una sola unidad fue capaz de inmovilizar a la sexta División Panzer de Alemania, sobre el río Dubissa en Rasyeinyia (Lituania), al destruir más de 12 tanques y un cañón antiaéreo de 88 mm, evitando así el avance sobre Leningrado.

KV-2 Ruso

.

Aunque al final el tanque fue destruido y su tripulación murió, dicha acción lo convirtió en uno de los carros de combate más temidos de la época.

Debido a su baja altura, muchos de los KV-2 capturados por alemanes eran adecuados y usados para la observación de lanzamiento de artillería.

En total se fabricaron unas 340 unidades entre 1940 y 1941.

Noticias recomendadas

Más noticias

Bajarse del carro y subirse a la moto

Pasar del carro a la moto conlleva una larga lista de consideraciones que no deberían ignorarse. Conozca las ventajas de hacer el cambio.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.