Kymco Rocket, a la medida de los colombianos

La Rocket surgió de un proyecto desarrollado conjuntamente por diseñadores de Auteco Colombia y de Kymco en Corea. Novedad.

Por Redacción Motor

05:03 p.m. 24 de septiembre del 2015
Kymco Rocket

Kymco Rocket

Carlos A. Camacho M.
Subeditor de EL TIEMPO


Esta scooter que vimos en EICMA 2014, en Italia, llegó a Colombia en junio pasado. Probamos la Kymco Rocket por dos razones: la primera, conocer un poco más sus prestaciones; y la segunda, atendiendo una reiterada petición de nuestros lectores que quieren optar por la moto como medio de transporte. Ellos, a través de mensajes, nos pedían orientación.

Kymco Rocket

Kymco Rocket

Volvamos al principio, la moto. La Rocket tiene una gran particularidad, su diseño moderno y atractivo fue elaborado conjuntamente por expertos de Auteco y de Kymco, en Corea, quienes se enfocaron en un público joven. Y además, fue pensada en la estatura y ergonomía de los colombianos. Ese es uno de sus ‘plus’, porque la hace muy versátil para moverse en el denso tráfico de ciudades como Bogotá sin que su piloto quede en ‘puntas’ en los semáforos.

La Rocket tiene un motor de 124 cm3, 9.5 HP y pesa 115 kilogramos. Viene con doble amortiguador trasero, freno de disco delantero, un tablero que brinda variada información, reloj, kilómetros recorridos e indicador de combustible en el tanque, que ahora tiene mayor capacidad. Además, tiene doble faro y sus direccionales son en LED.

El manejo
Ahora vamos a la segunda parte, el reto de andar en moto en Bogotá. Ya sabemos de los trancones, de los huecos y la pintura que son los enemigos de los motociclistas. Y del comportamiento agresivo de algunos conductores de otros vehículos frente a los motociclistas. Cierto es que la mala fama de la que gozan los motociclistas en el país es bien ganada por la forma irresponsable en que algunos (no todos) se mueven por las calles.

Kymco Rocket

Kymco Rocket

Aquí vale la pena aclarar que las motos no son el problema como con frecuencia informan algunos medios. El problema está en la educación y formación. Y lo más triste de volver a hacer ‘test’ en las calles es descubrir la agresividad entre los mismos motociclistas: de eso fui testigo, ver cómo cierran a otros e impiden el paso o echan codo, con tal de abrirse paso, a los menos expertos y a los que transitan con precaución.

Así que si está pensando en comprar moto, primero, elija una que sea a su medida. Si es su primera moto, elija una de baja cilindrada; la experiencia y los kilómetros le indicarán cuándo subirse a una más grande.

Una scooter es ideal para empezar. Busque una buena escuela de enseñanza. No ahorre en seguridad. Así haga recorridos cortos, un buen casco y equipo de protección son esenciales, así como elementos que lo hagan más visible en la noche o bajo la lluvia.

Respete las normas de tránsito, use un carril al cual tiene derecho como cualquier otro vehículo, cuídese de sus ‘compañeros’ motociclistas y esté muy atento a los peatones y a los carros.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.