Retro: Lancia Sibilo Concept. Un modelo de película

Sus formas acuñadas, inspiradoras de varios modelos, se trasladaron también al cine. El Sibilo sería una especie de precursor de las naves espaciales.

Por Redacción Motor

12:09 p.m. 28 de octubre del 2015
Lancia Sibilo

Lancia Sibilo

El concept Lancia Sibilo de 1978 se caracterizó por su llamativo diseño en forma de cuña. Fue diseñado y construido por Bertone usando el chasís del Lancia Stratos, pero casi 10 centímetros más largo. Estéticamente es innegable su ADN italiano, destacado por las líneas afiladas y aerodinámicas, con ventanas de plástico que se fusionan correctamente con la carrocería y crean una estructura uniforme.

Lancia Sibilo Concept

Lancia Sibilo Concept

Marcello Gandini, jefe de estilo en Bertone, tomó detalles del Bravo y del Alfa Romeo Navajo, fusionándolos con un vidrio de diseño propio, colocado a ras de las articulaciones para crear una superficie perfectamente lisa. Las ventanas del Sibilo no eran desplegables sino que una pequeña porción circular hecha de plástico se podía mover eléctricamente para ventilar el habitáculo. Sólo tenía un limpiaparabrisas que hacía un gran barrido vertical, y las luces delanteras eran retráctiles, adornadas con una pestaña final.

Lancia Sibilo Concept

Lancia Sibilo Concept

El diseño general parecía esculpido, donde sólo las ruedas creaban contraste. Los pasos de rueda encontraron inspiración del Stratos Stradale.

Lancia Sibilo Concept

Lancia Sibilo Concept

Su interior era de corte minimalista con el timón de una sola pieza y botones en el centro. El aspecto del auto era tan futurista, que fue inspiración para los vehículos utilizados en la película Total Recall de 1990, ‘El vengador del futuro’.

Lancia Sibilo

Lancia Sibilo

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.