Lister Knobbly 1958, otro deportivo que 'resucita' después de 56 años

El Knobbly, deportivo de Cambridge por excelencia, resurge medio después de su época dorada para reconquistar las carreteras inglesas. Exótico.

Redacción Motor

09:12 p.m. 21 de enero del 2014

 Galería de imágenes del exótico deportivo Lister Knobbly

En la década de 1950, el nombre Lister era sinónimo de carreras y autos deportivos. Sus victorias al lado de Ferrari, Jaguar, Maserati, Bentley y otras marcas le construyeron una merecida reputación. Hacia 1990 la marca trata de regresar con poco éxito, pero para este primer trimestre de 2014, se espera que entregue sus primeros vehículos.

El Lister Knobbly es un costoso y exótico ejemplar deportivo que rodó en 1958 por lo que una unidad bien conservada y restaurada de esta época puede llegar a los 2 millones de dólares y fue por esta suma exactamente que se subastó hace poco el Lister de las fotografías.

Este modelo, deseado y muy apetecido por coleccionistas y conocedores, sirve de precedente para los nuevos autos que llegarán a venderse por más de 450 mil dólares. Los primeros Lister comenzarán a entregarse en abril de 2014 y según su fabricante ya está vendida la mitad de la producción que se fabricará este año.

La nueva Lister Motor Company aún no ha anunciado su capacidad de producción, pero seguramente será de muy pocas unidades al año, considerando que fabrica sus autos a mano, siguiendo la construcción artesanal de antaño y que todas las unidades contarán con un altísimo grado de personalización.

Su motorización ofrecerá dos alternativas, un V8 de Chevrolet o seis en línea del Jaguar D-Type.

En principio, el objetivo de Lister Motor es ofrecer un auto homologado por la FIA para carreras de históricos, pero por 12 mil dólares adicionales se consigue la versión adaptada para uso de calle.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.