La marca italiana de deportivos De Tomaso se declara en bancarrota por segunda vez

Esta marca, fundada por un constructor italo argentino, Alejandro de Tomaso, ya se había declarado en quiebra en los años 90 y volvió a surgir hace 3 años. Su carro más famoso, el deportivo Pantera.

Redacción Motor

10:08 p.m. 09 de julio del 2012

La firma italiana De Tomaso se volvió a declarar en quiebra la semana pasada luego de que no se consiguieran los inversionistas para rescatarla de un futuro incierto.

Su último traspiés lo tuvo cuando presentó en el salón de Ginebra de 2011, el Deauville, un prototipo que no guardaba nada de los rasgos exclusivos de la marca italiana y que mostraba síntomas de repetir los cánones de otras firmas.

Sin inversores interesados en la producción, finalmente los dueños de la marca debieron venderle los derechos de este desarrollo a un fabricante chino que tiene relaciones comerciales con SAIC.

De esa manera, De Tomaso se quedó sin el carro que podría sacar a flote a la empresa y, de paso, echó por tierra las esperanzas de construir una berlina de altas prestaciones y una nueva generación del Pantera que se habían anunciado.

Según un periódico italiano, la empresa será gestionada a partir de ahora por un administrador nombrado por el juez, a la espera de que se llegue a una solución definitiva para De Tomaso.

La información disponible en este momento es escasa, por lo que no sabemos si esta situación será transitoria o si, por el contrario, esto significa el punto y final definitivo.

Así, la aventura de Gian Mario Rossignolo, último dueño, para reflotar la mítica marca De Tomaso parece haber llegado a su fin luego de millones de euros en inversiones. 

Sin embargo, no es la primera vez que De Tomaso se declara en bancarrota, ya que en la década de los 90 se vio envuelta también en serios problemas económicos que provocaron la paralización de la fabricación de deportivos y el olvido de la marca, que nunca más volvió a fabricar autos en serie.


La corta historia de De Tomaso
La marca fue fundada en 1959 en Módena (Italia) por el constructor italo-argentino Alejandro de Tomaso, quien murió en 2003.

De Tomaso diseñó y fabricó varios prototipos de automóviles de competición, incluyendo un Fórmula 1 para el equipo de Frank Williams en 1970.

Entre los modelos más famosos se encuentran el De Tomaso Mangusta, De Tomaso Pantera, uno de los deportivos más famosos de los años 80, y el De Tomasso Longchamps. El último portaba el nombre de su lugar de nacimiento en Argentina.

Tras muchos años en el olvido, en 2009 volvió a hablarse de la marca italiana De Tomaso y durante el salón de Ginebra 2011 De Tomaso Automobili S.p.A. presentó su nuevo vehículo. El De Tomaso Deauville 2011.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.