El inolvidable Mazda 626, en 'Los carros más queridos de Colombia'

Ensamblado por la CCA desde 1984, irrumpió en nuestro país haciendo gala de una moderna tecnología que pronto cautivó a los consumidores.

Redacción Vehículos

02:56 p.m. 22 de julio del 2015
Mazda 626, inolvidable

Mazda 626, inolvidable

Un año después la oferta del 626 se incrementó con la variante cupé (GLX), también ensamblada en Bogotá, pero con motor de 2.0 litros que entregaba 102 caballos de potencia.

Al igual que la carrocería hatchback (LX), montaba una moderna instrumentación electrónica digital y su dotación de serie contemplaba dirección hidráulica, timón de posición regulable, asiento del conductor ajustable en altura, rines de lujo de 14 pulgadas, vidrios, espejos y seguros eléctricos. En 1986 la gama 626 se actualizó con ligeros cambios de tipo cosmético y de equipamiento, heredando el motor 2.0 litros del cupé, una decisión estratégica que posicionaba al sedán 1.8 como la variante de acceso a la familia 626.

La cuarta generación del 626 llegó en 1988 y se comercializó como Asahi en sus configuraciones habituales: sedán (L), hatchback (LX) y cupé (GLX). El sedán fue equipado con el motor de 1.8 litros y 90 caballos de potencia, mientras que las otras versiones incorporaron el de 2.0 litros.

En 1993 el 626 adoptó el nombre de Matsuri y en 1998 llegó la última generación, prescindiendo de denominaciones adicionales. Diseñado con líneas elegantes y propias de un auto de gama alta, fue equipado con el motor 2.0 inyectado de 124 caballos de potencia.

Mazda 626, inolvidable

Mazda 626, inolvidable

Finalmente, en 2006, la aparición del Mazda6 puso punto final a la trayectoria de un auto que dejó un positivo y bien merecido recuerdo en el país.


Reclámelo este miércoles
Para obtener el Mazda 626, recorte el cupón que aparece el 22 de julio en el diario EL TIEMPO, más 14.900 pesos, y reclámelo en librerías, almacenes de cadena, expendios o en los centros de venta de EL TIEMPO Casa Editorial.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.