Mazda Miata MX-5: la historia de un 'pequeño' gigante en la industria automotriz

Se cumplen 25 años de este biplaza convertible que se convirtió en el más vendido del mundo, un título que revalida cada año y que acumula más de 920 mil unidades. Se fabrica en Japón desde 1989.

Redacción Motor

05:15 a.m. 10 de febrero del 2014

Fotos de tres generaciones del Mazda MX-5

El Mazda Miata MX-5 se concibió en y para el mercado estadounidense razón por la cual su debut mundial se realizó en el Salón de California en 1989. Desde entonces, se ha convertido en el convertible biplaza más vendido del mundo con una producción de 920 mil unidades alcanzadas el año pasado.

El Miata nació como un experimento para posicionar un carro deportivo pequeño de diseño europeo (como los MG o los Triumph de los 60) y su desarrollo se llevó a cabo en el centro de diseño que tenía la marca japonesa en Estados Unidos. Su nombre en clave del proyecto, MX5, proviene de la inicial de Mazda y de la denominación eXperimental.

La primera generación del Miata tenía una carrocería muy ligera y su mecánica dependía de un motor de 1.6 litros y 115 caballos de potencia (proveniente del 323 GTR) ubicado en la parte delantera y la tracción estaba puesta en el eje trasero. En 1994 llegó una versión más potente del mismo motor de 1.8 litros y con 122 caballos. Hasta 1997 se habían vendido más de 400 mil unidades de esta primera familia.

La segunda generación apareció en 1998 con motores de 1.6 de 110 caballos y de 1.8 con 140 caballos de potencia y en 2001 se realizó una remodelación con motor de distribución variable en la versión de 1.8 y 146 caballos de potencia. El reparto de pesos, 50/50, y la rigidez torsional del chasis hicieron que este vehículo fuera uno de los más premiados por su comportamiento deportivo a lo largo de los 90.

Los cambios más notorios con respecto al primer modelo fueron las luces, pues las retráctiles de la primera generación no pasaron las pruebas de seguridad de peatones y fueron reemplazados por fijas. También creció un poco en su ancho y tenía un menor coeficiente de rozamiento, (0.36 cx).

La tercera generación (a la que ya se le quitó la denominación de Miata en todo el mundo) se lanzó a finales de 2005 con motores que aprovechan de forma excepcional el bloque del motor Ford, con cilindrada de 1.8 y 126 caballos y también una cilindrada de 2 litros y 160 caballos. Su chasis recibió una mayor rigidez torsional del 47% con respecto al anterior modelo y se hizo un gran trabajo para eliminar ruidos y turbulencias al  interior de la cabina.

En julio de 2006 Mazda introdujo el MX-5 Roadster Coupe que fue el primero en incluir un techo rígido retráctil que se accionaba en 12 segundos y recibió un mayor espacio para objetos en la parte posterior de los dos asientos. 

En 2009, recibió unos retoques estéticos en el frontal y algunas piezas más dandole un toque más agresivo. Los motores son los mismos y ese mismo año llegó a las 900.000 unidades vendidas en todo el mundo.

Además de algunas actualizaciones, ediciones de aniversario y prototipos destinados a salones automovilísticos, este es modelo que en la actualidad se comercializa.

DATO

La cuarta generación del Miata se anunció el pasado 23 de mayo cuando Fiat y Mazda anunciaron un programa de cooperación para fabricar un nuevo roadster. Este será el Spider de la firma italiana y el siguiente de la saga del pequeño deportivo japonés. Se fabricarán, ambos, en la planta de Hiroshima y tendrán motores diferentes, hechos por cada una de las marcas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.