Mazda y su motor rotativo: 50 años de vaivenes

Esta pieza, fundamental en la historia de la mecánica automotriz, cumplió medio siglo. Marcó una época y muchas veces se ha hablado de su regreso.

Por Redacción Motor

02:00 p.m. 01 de junio del 2017
Mazda y el motor rotativo

Mazda y el motor rotativo

Se están cumpliendo 50 años de la aparición del primer vehículo de Mazda que tuvo bajo su capó un motor rotativo, pieza que no sólo estuvo en varios de sus autos de producción hasta 2012 sino también en prototipos de Le Mans donde mostró sus capacidades con una sonora victoria en los años 90. Sin embargo, este invento no tuvo su origen en la marca japonesa.

El motor rotativo o Wankel, recibe su nombre del ingeniero alemán Felix Wankel quien lo inventó. Se patentó en 1929 pero sólo hasta 1957 la idea recibió un desarrollo definitivo.

Pero el 'matrimonio' con Mazda llegaría el 30 de mayo de 1967 cuando la marca lo instaló en el Cosmo Sport GT, también conocido como Mazda 110S.

Mazda y el motor rotativo

Mazda y el motor rotativo. 50 años.

Así el Mazda Cosmo Sport disponía de una cilindrada de 980 c.c de cilindrada con 110 caballos de potencia, gracias al motor Wankel que se alimentaba por un carburador de cuatro bocas con dos bujías para dos rotores.

Y sería una fuerte unión, pues a diferencia de otras marcas, Mazda siguió usando este motor para equipar a algunos de sus carros deportivos pues le permitía disponer de varios rotores para impulsar el vehículo en un tamaño compacto. Sin embargo, estos primeros motores eran muy 'tragones'.

Mazda y el motor rotativo

Mazda y el motor rotativo

En 1978 el motor rotativo evolucionó y recibió un catalizador que mejoró sus emisiones y otras mejoras que lo hicieron menos voraz. Entonces se instaló en el Mazda RX-7.

Luego, en 1982 llegó el primer Wankel turboalimentado para el Cosmo RE Turbo que traía como gran novedad la incorporación de la inyección electrónica por primera vez en Japón.

Mazda y el motor rotativo

Mazda y el motor rotativo

Para 1985, con la segunda generación del RX-7 con el mismo motor pero con un Twin-Scroll turbo logró un potencia máxima de 185HP.

Mazda y el motor rotativo

Mazda y el motor rotativo. RX-8.

En 1990, Mazda instaló en los Wankel dos turbos secuenciales para el RX-7 y en 1995 llegó el legendario Mazda RX-8, que tenía un motor de 1.3 litros, siempre con dos rotores, sin apoyo de turbo, que tenía dos niveles de potencia: 192 y 231 caballos.

Mazda y el motor rotativo

Mazda y el motor rotativo Con hidrógeno

A comienzos de la década del 2000 la marca desarrolló el primer motor rotativo de hidrógeno, utilizado en un RX-8, y luego lo instaló en un vehículo híbrido, el Premacy Hydrogen RE.

Estos fueron sus últimos desarrollos, cuya implementación no pasó más allá de una producción limitada hasta que la marca finalmente paró su producción en 2012. A partir de entonces, cada cierto tiempo se anuncia que podría regresar esta tecnología a los carros de Mazda.

Mazda y el motor rotativo

Mazda y el motor rotativo

Victoria de Mazda en Le Mans
El triunfo más recordado de Mazda en competencias se produjo en junio de 1991, cuando ganó las 24 Horas de Le Mans con un Mazda 787B equipado con un motor rotativo de 2,6 litros y cuatro rotores.

Esta victoria fue y sigue siendo un hito en la historia de Le Mans, ya que ha sido la única vez, que un carro con motor sin pistones ha ganado.

Mazda y el motor rotativo

Mazda y el motor rotativo

El motor rotativo del 787B con inyección periférica y tres bujías por rotor tenía 710 HP a 9.000 r.p.m. Los pilotos fueron el británico Johnny Herbert, el alemán Volker Weidler y el luxemburgués Bertrand Gachot.

El 787B que resultó ganador, completó una carrera impecable con 362 vueltas. En total, recorrió 4.932 km a una media de 205,38 km/h. Al año siguiente, el carro número 55 pintado de verde y naranja brillante terminó en el museo de Mazda en Hiroshima después de que, en 1992, cambiara la normativa limitando la cilindrada de los motores, por lo que el motor rotativo fue desterrado de las 24 Horas de Le Mans. 

Mazda y el motor rotativo

Mazda y el motor rotativo

Motor rotativo
A diferencia de los motores convencionales de pistón, el motor Wankel está basado un rotor de forma triangular, y caras convexas en su interior, que realiza un giro de centro variable y transmite su movimiento a un cigüeñal. 

El giro del rotor permite que las tres cámaras de trabajo se vayan expandiendo y comprimiendo de manera alterna lo que permite que se produzcan los cuatro tiempos.

Las principales ventajas de este tipo de motor son un tamaño más compacto, un peso mucho menor, suavidad en la entrega de torque, menos vibración y ruido.

Mazda y el motor rotativo

Mazda y el motor rotativo

DATO
Aunque más de una docena de carros de MAzdea se equiparon con el motor Wankel, los que tuvieron una mayor producción fueron:

* Mazda RX-7 con 11 años de producción (1991-2002)
* Mazda RX-8 con 9 años de producción (2003-2012)
* Mazda Cosmo hecho entre 1981 y 1990.

Noticias recomendadas

Más noticias

CX-5, otro impacto de Mazda

Producto clave en el segmento de las SUV medianas, la CX-5 llega cargada de calidad, tecnología y accesorios en cuatro versiones.

Seis claves de la nueva Mazda CX-5

La versión 2018 de esta crossover mediana llegó a Colombia en cuatro variantes equipadas con motores 2.0 y 2.5 litros, desde 90,35 millones de pesos.

Imágenes de la Nueva CX-5

Así luce la crossover mediana de Mazda en su versión 2018, equipada con el sistema de control G-Vectoring.

Temas relacionados
report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.