Mercedes Benz Roadster Especial 540K podría imponer récord en subasta

La historia del Roadster de 1936 es tan valiosa como el auto mismo. Duró mucho tiempo olvidado y perdido en Estados Unidos, perteneció a una baronesa y es uno de los 10 que hay en el mundo.

Redacción Motor

09:25 p.m. 15 de junio del 2012

Uno de los 10 Mercedes Benz Roadster Especial 540K que aún quedan en el mundo se mantuvo olvidado por más de 50 años podría arrebatarle el récord del carro más costoso vendido en una subasta que tiene el Ferrari 250 Testa Rossa, vendido por la firma Gooding & Company el año pasado.
 
La historia de este bellísimo auto arrancó en 1992 cuando David Gooding, un empleado del departamento de autos de la casa Christie's (una de las casas de subastas más famosas en el mundo), recibió una llamada de un abogado encargado de administrar la herencia de una anciana que había muerto en Vevey, Suiza. Entre sus pertenencias se hallaba un viejo convertible Mercedes de color negro.
 
Resultó que no era un Mercedes común y corriente. Sorprendentemente era un Roadster Especial 540K de 1936, del que Gooding, quien ahora maneja su propia casa de subastas, cree que restaurado podría llegar a ser auto más caro vendido en una subasta cuando su firma lo ofrezca en agosto.
 
El gran valor de este auto se sustenta por su buen estado y rareza; tiene los paneles originales y su historia está marcada con tintes de rareza y originalidad. Fue comprado hace 76 años por la familia de la baronesa prusiana Gisela Josephine von Krieger quien vivió en Francia hasta 1938 y escapó de la guerra viajó a Mónaco y más tarde a Suiza. El Mercedes estaba siendo reparado cuando estalló la guerra y fue enviado un tiempo después a su dueña en Suiza.
 
En la década de los 50 von Krieger llevó el auto a Nueva York y allí lo dejó a pesar de que regresó a Suiza en 1959. En 1989, sola y en un apartamento descuidado, la baronesa murió de un ataque al corazón, acompañada sólo de sus joyas estimadas en 320.000 dólares.
 
Del legado de la aristócrata familia von Krieger únicamente sobrevivió el Mercedes Roadster. Un auto que aún conservaba las huellas de su pasado cuando fue descubierto pues en su guantera se halló un par de guantes de seda blanca de la baronesa y el cenicero aún tenía colillas de cigarrillo manchadas con labial.
 
Detalles del Mercedes Roadster Especial 540K
 
Diseñado por Hermann Ahrens se ofreció desde 1936 hasta 1938. Con parrilla imponente y amplias defensas, gran parabrisas y cabina estrecha. Se produjeron unos 400 ejemplares de 540K y sólo 26 fueron Roadster especiales. Se construyeron de forma casi artesana y su calidad fue excepcional. El panel de instrumentos tiene acabados en nácar, asientos en cuero y su parabrisas tiene forma de flecha hacia atrás. Podía superar los 185 kph con su motor súpercargado de 5.407 cc, 16 válvulas y 8 cilindros en V que producen 180 caballos de potencia. La caja es manual de 4 velocidades.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.