Mercedes-Benz S ‘Boat Tail’, la joya de las joyas

Es considerado el auto más fino del mundo por sus características técnicas y estéticas. Tiene un motor 7.0 con supercargador y está hecho en aluminio.

Por Redacción Motor

02:28 p.m. 03 de mayo del 2018
Mercedes-Benz S Barker ‘Boat Tail’

Mercedes-Benz S Barker ‘Boat Tail’

Su dueño, el coleccionista Bruce McCaw, de Estados Unidos, luego de muchos años y gran inversión lo puso en las mismas condiciones originales. Valor incalculable.

Nunca será ni justo ni acertado valorar o juzgar algunas de las joyas del automóvil del pasado. Cada dueño de aquellos aparatos superlativos y exclusivos sostendrá que el suyo es el de más pedigrí y mejores diferencias que lo acreditan para que pertenezca a una categoría muy superior a la de clásicos y la genérica de antiguos.

Sin embargo, aunque en esta calificación también influyen los organizadores de los concursos más encopetados, para quienes el catálogo de los autos asistentes certifica su importancia, este Mercedes-Benz S Barker ‘Boat Tail’ de 1929 parece ser el que reúne, unánimemente, el calificativo del “más fino del mundo”, frase que también abre muchas discusiones.

Pero este carro las ha ganado en todas partes, pues ya fue declarado el ‘Best of Show’ en Pebble Beach y ahora busca las mismas condecoraciones en el Concurso de Elegancia de Hampton Court, cerca de Londres, entre el 31 de agosto y el 2 de septiembre venideros.

Mercedes-Benz S Barker ‘Boat Tail’

.

¿Qué tiene especial? Aparte de la forma de bote en la parte trasera, algo que no es una originalidad, es un ejemplar único que fue ordenado por el entusiasta y millonario inglés Earl Howe, quien lo utilizó ampliamente en carreras y para uso personal, pues es un auto funcional y poderoso en ambos escenarios.

DATO
El ‘Boat Tail’ fue vendido inicialmente a un coleccionista norteamericano quien cambió algunas de sus características externas y el color azul por uno marrón. Hace unos años, su nuevo dueño lo puso en las condiciones originales con el color azul y después de ganar en Pebble en su apariencia anterior, ahora, 60 años después, regresa a Inglaterra, donde por primera vez pisó las calles.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.