El caza más fabricado de la historia

Para obtener este avión, recorte el cupón que sale el 18 de agosto en EL TIEMPO y más $21.900, reclámelo en expendios o centros de venta de EL TIEMPO.

Redacción Vehículos

02:55 p.m. 17 de agosto del 2016
Messerschmitt Bf 109 F-4

Messerschmitt Bf 109 F-4

El Messerschmitt Bf 109 F-4 perteneciente a la Luftwaffe era el principal caza al comenzar la Segunda Guerra Mundial, tras demostrar sus cualidades en los cielos de Polonia y Francia durante la invasión nazi.

Esta aeronave fue creada por el ingeniero alemán Willy Messerschmitt, quien a su vez fue el responsable de la fábrica de aviones de Baviera. Muchos de los mejores aviones de mediados del siglo XX llevan su apellido, entre ellos el Bf 109, que es considerado como el caza más producido de la historia con cerca de 34.000 unidades.

Diseñado entre 1934 y 1935 con el objetivo de crear un caza monoplaza de corto alcance, fue provisto de un fuselaje monocasco completamente metálico, con tren de aterrizaje retráctil y cabina cerrada.

A los primeros modelos les instalaron un motor Junkers Jumo de 700 caballos, pero al poco tiempo fue sustituido por un Daimler-Benz de 12 cilindros en V, con una potencia de 1.100 caballos, pero que con las mejoras llegó hasta los 1.475 unidades de potencia.

Messerschmitt Bf 109 F-4

.

Esta aeronave tuvo su bautismo aéreo durante la Guerra Civil Española (tras un acuerdo militar entre Hitler y Franco) y se convirtió en la pesadilla de las fuerzas aéreas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial.

El Bf 109 portaba dos ametralladoras MG de 13 mm sobre el motor y un cañón MG 151 de 20 mm en el eje de la hélice. Algunas versiones incorporaban también dos cañones de iguales características en góndolas alojadas bajo las alas.

Messerschmitt Bf 109 F-4

.

Este aparato realizó diversas operaciones militares como interceptor, caza diurno y nocturno, cazabombardero y avión de reconocimiento.

Sin embargo, durante la Batalla de Inglaterra, con la que Hitler pretendía iniciar la invasión de Gran Bretaña, demostró su limitado alcance, lo que le impidió convertirse en el mejor caza de la Segunda Guerra Mundial.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.