‘Metalgate’, nuevo escándalo que afecta el mundo automotor

Kobe Steel, tercera compañía metalúrgica de Japón, admitió haber falseado especificaciones técnicas de materiales dirigidos a los carros y aviones.

Por Redacción Motor

12:17 p.m. 13 de octubre del 2017
Escándalo metalúrgico en Japón

Escándalo metalúrgico en Japón

Tras los problemas de los airbags de Takata, de los aceleradores de Toyota, la llamada a revisión de más de 3,5 millones de vehículos de Nissan y las falsas cifras de consumo de combustible de Mitsubishi, un nuevo escándalo sacude a Japón, esta vez por cuenta de Kobe Steel, una importante empresa metalúrgica que habría falseado las especificaciones técnicas de algunos de sus materiales con los que surte a más de 200 compañías fabricantes de vehículos, aviones y de equipos militares.

Kobe Steel es el tercer fabricante de acero de Japón y está ahora en el ojo del huracán tras admitir la manipulación de los certificados de inspección de algunos de sus productos, que fueron “reescritos inapropiadamente y enviados como si cumplieran las especificaciones”, según explicó la empresa.

La falsificación afectaría a las características de resistencia y otros detalles técnicos de materiales como el aluminio, cobre y hierro, según medios japoneses.

Escándalo metalúrgico en Japón

Escándalo metalúrgico en Japón - Aluminio

“Se trata de un acto inapropiado en un sector que debe cumplir todas las normativas, y por eso estamos pidiendo que se aclaren las causas y también que hagan esfuerzos para recuperar la confianza (de los clientes)”, dijo el viceportavoz del Ejecutivo, Kotaro Nogami.

La compañía japonesa explicó que falseó los datos para demostrar que sus productos cumplían con los requisitos de los clientes. Alrededor del 4 por ciento de los artículos de aluminio y cobre que envió entre septiembre de 2016 y agosto de 2017 llevaban etiquetas falsas.

Escándalo metalúrgico en Japón

Escándalo metalúrgico en Japón

En los carros
En el mundo del automóvil Kobe Steel trabaja con marcas como Toyota, Honda, Nissan, Mazda, Mitsubishi, Subaru, Ford y General Motors. Toyota reconoció haber utilizado aluminio con resistencia y durabilidad falsificada en sus puertas y otras áreas exteriores.

Estamos trabajando rápidamente para identificar qué modelos y qué componentes están afectados” y se ha acusado a Kobe Steel del problema: “Reconocemos que esta violación de los principios de cumplimiento por parte de un proveedor es un grave problema”.

Honda también confirmó la utilización de estos materiales con calificaciones falsas en sus puertas y capós, mientras que Mazda y Mitsubishi están investigando si sus vehículos se afectaron.

Mitsubishi está investigando el impacto en la seguridad de sus productos. Según el vicepresidente ejecutivo de la empresa, Naoto Umehara, se abrió una investigación, pero no ha habido, hasta la fecha, denuncias ni quejas sobre la seguridad de los productos donde estaban ensamblados estos metales.

Subaru, por su parte, dijo que estaba comprobando si el uso de las partes de aluminio de Kobe Steel afecta la seguridad de sus clientes. Subaru produce aviones de entrenamiento para las Fuerzas de Japón y alas para Boeing.

Nada en nuestra revisión realizada hasta la fecha nos lleva a concluir que esta cuestión presenta una preocupación por la seguridad, y vamos a seguir trabajando con nuestros proveedores para completar nuestra investigación”, aseguró Boeing en un comunicado.

Escándalo metalúrgico en Japón

Escándalo metalúrgico en Japón

Mazda indicó que “utilizamos aluminio producido por Kobe Steel, pero estamos en el proceso de verificar en qué vehículos se utiliza, y cómo se utiliza. También estamos comprobando si el aluminio que usamos estaba sujeto a la falsificación de datos”.

General Motors también está investigando si sus vehículos fueron afectados por la manipulación de datos técnicos de los materiales de Kobe Steel, según informó la agencia japonesa Kyodo. “Somos conscientes de las informaciones sobre la falsificación y estamos investigando su impacto”, reveló a Kyodo la compañía.

La manipulación afectó en el último año a 19.300 toneladas de productos de aluminio laminado y extruido, unas 19.400 piezas de aluminio fundidas y forjadas, y unas 2.200 toneladas de productos de cobre, aunque la práctica se remonta a hace, por lo menos, 10 años, según ha reconocido Kobe Steel.

Las autoridades niponas solicitaron a los fabricantes automovilísticos y aeronáuticos del país que verifiquen las características técnicas reales de los componentes que hayan sido suministrados por Kobe Steel. Entre tanto, el gobierno investiga el alcance del falseo de los datos de materiales y si esa manipulación conlleva riesgos para la seguridad de los materiales fabricados por Kobe Steel.

Por ahora habrá que esperar que cada marca determine qué piezas y qué materiales de Kobe Steel se utilizaron en el ensamblaje de sus autos. Además deberán verificar su destino de exportación y si representan un riesgo para la seguridad de los compradores.

Escándalo metalúrgico en Japón

Escándalo metalúrgico en Japón

Los otros afectados
Entre los clientes de Kobe Steel que fabrican equipamiento militar para el Ministerio de Defensa y que adquirieron materiales cuyos datos se habrían manipulado, se encuentran Mitsubishi Heavy Industries, Kawasaki Heavy Industries, Subaru e IHI.

Mitsubishi explicó que usó piezas de aluminio en su avión regional MRJ que está en pruebas de vuelo. Y está verificando sus sistemas de lanzamiento de cohetes H2A utilizados por la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón. No reportó problemas en el reciente lanzamiento de un cohete.

Hitachi informó que usó acero Kobe en sus trenes exportados al Reino Unido.

Escándalo metalúrgico en Japón

Escándalo metalúrgico en Japón

Kawasaki Heavy Industries reveló que muchos de sus productos utilizan aluminio y que está comprobando actualmente cuáles utilizaron el material. Y añadió que descubrió la falsificación de datos en las inspecciones que realizó sobre los productos enviados desde septiembre de 2016 hasta agosto de 2017.

Con información de EFE

Noticias recomendadas

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.