Michelin decidió poner fin a las actividades de su filial Icollantas en Colombia

El accionista mayoritario de Icollantas anunció que finalizará con la operación industrial a partir de hoy, pero mantendrá la representación comercial, tal y como sucede actualmente.

Redacción Motor

04:33 p.m. 12 de junio del 2013

El gigante francés de neumáticos Michelin decidió suspender las actividades industriales de su filial colombiana Icollantas, "debido a pérdidas muy importantes en Colombia que no han podido ser remediadas por las inversiones realizadas por Michelin", así lo indicaron representantes de la sociedad mediante un comunicado. La filial "no llegó a ser competitiva debido a su insuficiente talla y a otras factores económicos locales", añaden.

La competencia de productos asiáticos, la revaluación del dólar, y los costos de producción entre otros factores hicieron inevitable esta decisión. En la actualidad, Icollantas S.A. ha acumulado pérdidas de alrededor de 300 mil millones de pesos en los últimos 15 años.

La producción industrial de la fábrica de Chusacá (Cundinamarca) que emplea a 220 personas en la producción de neumáticos para camiones, y la fábrica ubicada en la ciudad de Cali con 240 personas que procesan neumáticos para automóviles serán detenidas antes de finalizar el 2013, precisó el comunicado. "Michelin propone a las 460 personas afectadas un apoyo socio-económico mientras consiguen un nuevo", añadió Michelín.

La empresa resaltó que Michelin finalizará con su operación industrial a partir de hoy, pero mantendrá la representación comercial, tal y como sucede actualmente. "Desde hace varios años la producción prácticamente era inviable por diferentes aspectos externos de la compañía". También informó que a los cerca de 460 empleados se les ofreció un plan de retiro voluntario, que contempla una importante indemnización y el acompañamiento en otros aspectos de primera necesidad para el empleado.

NOTICIA EN DESARROLLO...

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.