El modelo más exitoso de la historia de Seat cumple 30 años

El Ibiza nació el 27 de abril de 1984 y ha vendido desde entonces cerca de cinco millones de unidades. El Salón de Paris de ese año fue el escenario para su debut.

Redacción Motor

09:42 p.m. 23 de abril del 2014

Tres décadas de historia

Son cuatro las generaciones que este Seat lleva a cuestas: la primera de 1984, la segunda surgió en 1993, la tercera en 2002 y la cuarta y última en 2008. Habrá una edición especial de aniversario que saldrá a la venta en junio de este año para conmemorar las tres décadas.

Tres de las generaciones tuvieron rediseños de cara importantes, la primera versión fue modificada en 1988 y en 1991; la tercera, sufrió un ‘face lift’ en 2006 y la cuarta, en 2012, por lo que muchos creyeron que eran en total ocho generaciones y no cuatro.

Para la creación del primer Ibiza, la marca española contó con la colaboración de la empresa del diseñador italiano Giorgio Giugiaro, Italdesign, y el desarrollo de la carrocería estuvo a cargo de Karmann, mientras que la tecnología de los motores la aportó Porsche.

Para la segunda generación, la firma fue también de Giugiaro, quien le agregó unas líneas redondeadas y aerodinámicas y mejoró tanto el equipamiento como la mecánica del Ibiza, dejándolo a la altura de las gamas de lujo. Por su parte, fue el italiano Walter de’Silva, el diseñador que perfiló la tercera generación, dando un gran paso con la motorización, calidad en general y comportamiento dinámico del vehículo.

La última y actual generación del Ibiza fue delineada por Luc Donckerwolke, quien le dio un nuevo frontal, bajo el concepto ‘Arrow Design’, lo que resultó en un carro más deportivo y distintivo que los anteriores.

DATOS
El Seat Ibiza fue el carro oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992. Fue el primer modelo de su segmento que incorporó de serie el control electrónico de estabilidad ESP.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.