Modelo TF-X, ¿despega el auto volador?

La marca china Geely, propietaria de Volvo, compró a Terrafugia, especializada en el diseño y el desarrollo de autos voladores en estos tiempos.

Por Redacción Motor

04:04 p.m. 29 de noviembre del 2017
Modelo TF-X

Ahora, Geely dice estar dispuesta a lanzar su primer auto alado el próximo año.

¿Se imagina poder salir en su automóvil del garaje de su casa y a los pocos metros, en un lugar despejado, con solo pulsar unos controles, empezar a ver cómo su carro inicia un vuelo vertical? ¿Ha pensado en cómo sería ir al trabajo sin trancones y en menos de diez minutos? ¿O salir con su familia, volar rumbo a la costa y aterrizar en una playa?

Bueno. Soñar no cuesta nada. Lo que sí tendrá costo será volar de esa manera en algo que ha trasnochado a más de un fabricante: un auto volador que, todo parece indicar, dejará de ser un sueño. La compañía china Geely, propietaria de la marca de origen sueco Volvo, anunció la semana pasada la adquisición de los activos de Terrafugia, una empresa que se ha enfocado en varios proyectos de autos voladores.

La posibilidad de que el auto volador sea una realidad es muy alta por dos razones, la primera, Geely tiene todo el músculo financiero para este tipo de proyectos; y segundo, Terrafugia ha hecho importantes avances con varios prototipos.

Terrafugia fue fundada en el 2006 y seis años más tarde lanzó su primer auto volador llamado Transition, un biplaza que tiene ya el visto bueno de la Administración Federal de Aviación de EE. UU., que lo aprobó el año pasado como ‘avión de calle legal’.

Modelo TF-X

.

Ahora, Geely está empeñada en lanzar al mercado su primer automóvil volador en el 2019. Su precio estaría alrededor de los 270.000 dólares. Su plataforma sería el prototipo TF-X, que tiene alas desplegables equipadas con motores eléctricos idénticos, unidos a cada extremo, que permiten que el TF-X se mueva de una posición vertical a una horizontal y será impulsado, además, por un motor de 300 caballos de potencia para el vuelo lineal.

El TF-X tiene capacidad para transportar a cuatro personas. No necesita un piloto profesional, pues es controlado por un computador en el cual los pasajeros introducen el destino al que desean ir antes de despegar y el aparato se encarga del resto de las maniobras y la ruta. Con una velocidad crucero de 322 km/h, TF-X podrá recargar sus baterías ya sea desde su propio motor o conectándose a estaciones de carga de automóviles eléctricos.

Modelo TF-X

.

El auto volador surgió como una solución a la poca eficiencia del tráfico en tierra y a las deficiencias de los vuelos comerciales, y aunque la parte mecánica y de ingeniería parece estar resuelta, aún debe lidiar con las leyes que rigen el tráfico y el transporte aéreo. Si el auto volador se vuelve una realidad, no será tarea fácil lograr los permisos para combinar los requisitos de una aeronave con los de un vehículo en tierra. Amanecerá y… ¿veremos?

El primero con licencia

El Transition es el primer auto volador práctico del mundo con aprobación de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos como ‘avión de calle legal’. Es un biplaza con alas plegables y fue diseñado para volar como un avión deportivo ligero y ser conducido como un automóvil en tierra. Se concibió en principio con un alcance de crucero de 400 millas con velocidades máximas de hasta 100 millas por hora.

Modelo TF-X

.

Sin piloto

La plataforma del nuevo carro volador se conoce como el modelo TF-X, un prototipo que tiene alas desplegables y dos hélices que lo hacen decolar de manera vertical como un helicóptero; luego giran 90 grados para impulsarlo hacia adelante como un avión. En tierra, las hélices se ‘guardan’ junto con las alas en la carrocería. El TF-X tiene capacidad para transportar a cuatro personas y no necesita piloto. Se maneja a través de un computador.

Otros experimentos

Además del Transition y el TF-X de Terrafugia, han existido otros intentos por hacer un auto volador. Uno de esos proyectos es el AeroMobil de la compañía eslovaca del mismo nombre, que durante 25 años trabajó en su desarrollo. En el 2015, la compañía predijo que en el 2017 comenzaría su fabricación en dos versiones, una que costaría unos 200.000 dólares para clientes de altos ingresos y una segunda versión destinada al mercado masivo.

La Unión Europea también se metió en el cuento de los autos voladores de uso personal. Su proyecto se llama myCopter y tiene como objetivo avanzar en la creación de sistemas de transporte aéreo personal. La firma E-Volo, de Alemania, lidera los avances del viejo continente en la fabricación de estos sistemas con el Volocopter, un aparato con 18 rotores, inspirado en el mecanismo de los helicópteros.

Terrafugia TF-X_01

.

Ficha técnica
Velocidad crucero: 100 millas/hora
Carga útil: 500 libras
Altura máxima: 10.000 pies
Motores: Rotax 912is
Consumo (crucero): 5 GPH
Dimensiones en metros
Modo auto: 1,98 x 2,28 x 5,94
Modo avión: 1,98 x 8,07 x 5,94

Noticias recomendadas

Más noticias

Sin S1. Un deportivo a la medida

La compañía búlgara Sin Cars llevará su modelo de acceso al Salón de Ginebra 2018, un súperdeportivo modular y configurable para calle o competencia.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.