Jueves de mecánica: ¿Los motores deben gastar sus líquidos?

En el motor de combustión interna actúan tres líquidos: agua, aceite y gasolina, aunque esta cuando llega a la máquina está vaporizada.

Por Redacción Motor

10:46 a.m. 17 de mayo del 2018
El aceite se consume, aunque en una proporción muy baja.

El aceite se consume, aunque en una proporción muy baja.

Sobra decir que la gasolina es el mayor consumible, tanto que tiene tanque de reposición y un medidor de nivel.

El aceite también se consume, aunque en una proporción muy baja y no hay un parámetro exacto como para dar una dosis fija ni un tiempo de quema determinado. Cada motor se alimenta a su manera.

¿Los motores deben gastar sus líquidos?

.

El consumo normal proviene del aceite, que de todas maneras se escurre por los sellos de las válvulas, hoy en una mayor dosis en los motores cuyos eje de levas van en la culata y allí, por razones de lubricaciones de esas partes y los impulsadores, van inmersos en el aceite. No sucede así en los viejos motores ‘varilleros’, en los cuales la lubricación superior es esencialmente por salpique.

El consumo anormal se da por el mal sello que ocasiona el desgaste de los anillos de los pistones y los cilindros. Este daño solo se cura rectificando las partes y no anillando, que suele ser un remedio muy temporal.

Gastar de un 15 a un 20 por ciento de la capacidad del cárter es normal entre cambios efectuados entre los 8.000 y los 10.000 kilómetros de recorrido. Hacerlo antes es botar el aceite aún fresco y aliviar las cuentas de los concesionarios.

¿Los motores deben gastar sus líquidos?

.

Llegamos al agua. No hay razones para que su nivel baje, salvo que haya fugas en el sistema bien sea por roturas en los radiadores (todo carro tiene dos, el frontal y el de la calefacción), mangueras o la tapa de presión. No hay otra posibilidad.

Si tiene que agregar agua constantemente, hay que revisar las causas citadas o bien interpretar que por alguna razón el motor está produciendo más calor del previsto y entonces la presión sube en la ruta de enfriamiento por su relación directa con la temperatura, se abre el resorte de la tapa para que no estallen los componentes y sale el agua. Otro culpable puede ser el termostato bloqueado, que nunca se debe suprimir sino reemplazar por uno bueno. Si el carro se recalienta en la ruta por eso, puede quitarlo provisionalmente, pero vuelva a colocarlo en cuanto obtenga el repuesto.

¿Los motores deben gastar sus líquidos?

.

Hay que precisar bien las causas y no andar con ‘sondeos’ de partes que funcionan perfectamente en miles de carros como los radiadores.

Para finalizar, el agua no tiene mantenimiento, pues su refrigerante agregado, si es fino y bien proporcionado no pierde las propiedades antioxidantes, que son las más importantes.

Noticias recomendadas

Más noticias

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.