Motos / Los alemanes fueron sus creadores

Tildada de individualista, la moto fue asociada con los amantes del riesgo, así como con manifestaciones de rebeldía e inconformismo, situación que alejó a muchas personas del placer de su manejo.

Redacción Motor

10:19 p.m. 14 de marzo del 2011

Al observar la primera motocicleta se encuentra, de inmediato, el parecido con un caballo, inspiración que se proponían reemplazar con sus inventos los ingeniosos teutones.

Efectivamente, estos aparatos vinieron a reemplazar al animal, pero sin perderlo de vista. Por eso, la saga motociclística se expande en los mismos parámetros del ancestro: las hay de trabajo, deportivas y de paseo.

Han acompañado a miles de hombres en la paz y en la guerra; en labores de trabajo y en los juegos; han multiplicado las rutas y los horarios para producir dinero.

Una oscura imagen forjada por el cine alrededor de grupos desadaptados que, hacia 1948, molestaban a las personas de bien al enfrentarse entre sí o con la Policía.

La necesidad de ponerse capas y capas de lana, cuero y caucho para protegerse del frío, mostraban a los motociclistas como seres a los que les gustaba el barro y la grasa, antecedentes que también contribuyeron a la imagen negativa que tanto daño le ha hecho a este vehículo.

Y que, de paso, alejó a muchas personas del placer de su manejo y de las agradables sensaciones que se disfrutan al  viajar en ellas.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.