Motos modificadas: Estilos únicos en dos ruedas

Al modificar las motocicletas los límites no están demarcados por las posibilidades sino por el bolsillo e imaginación de cada quien.

Por Redacción Motor

11:49 a.m. 31 de mayo del 2017
Martinica Motos

Martinica Motos

Hace algunos años el solo hecho de ir en moto ya era algo diferenciador, pero con el auge en ventas que ha llegado incluso a superar las 650.000 unidades anuales estas han pasado a ser algo totalmente común, por lo que quien quiera realmente diferenciarse tiene que ir más allá.

La verdad es que esto no es nada complicado. Precisamente por ese parque de motos cada vez más mayor la oferta de accesorios y elementos de personalización y modificación es inmensa, comenzando desde calcomanías hasta cambios totales donde lo único que no se toca (a veces) es el motor o el chasís.

Varios sectores de la ciudad se han establecido en torno a esto, con cuadras compuestas de locales tras locales con todo lo que pudiera quererse o necesitar tanto para la moto como para el motociclista. No importa si son productos locales o importados, o si su calidad es alta o baja, aquí lo que importa es la estética y poder darle a la moto y a sí mismo ese toque diferenciador.

Hablando específicamente de la moto unas sencillas calcomanías o pintura especial de ciertas partes puede ser suficiente para algunos, en tanto que otros procederán a cambiar el estilo (y posición) de los espejos, instalarán nuevas maniguetas de freno y embrague de diferentes colores o materiales, o sistemas de escape que mejoran el sonido y el desempeño.

Siguiendo con esto último por supuesto que también hay de donde escoger. Así como se pueden hacer mejoras en el motor, estos pueden incluso cambiarse por unos de mayor cilindraje, aunque en esos casos esa modificación (al igual que cuando hay cambio total del color) deben registrarse debidamente ante las autoridades.

Cascos Bandido Moto Wear

Cascos Bandido Moto Wear

Otro grupo de personas prefieren irse por el lado de la comodidad y practicidad para viajes, así que instalarán baúles, alforjas, espaldares o visores más altos. Las barras de protección también suelen ser cambios comunes, especialmente en motos de alta cilindrada enfocadas al off-road.

Pero están aquellos para quienes todo eso no es suficiente y se deciden por hacer un cambio radical para convertir las motos en piezas realmente únicas. Es el caso de firmas como Martinica, que al tener un convenio con Auteco adquieren unos modelos seleccionados de la marca Bajaj y bajo un portafolio de personalización las modifican casi en su totalidad según las preferencias de cada uno de sus clientes.

Sin importar la moto, esta suele ir acompañada de la correspondiente pinta. Chaquetas, botas, gafas, guantes y, por supuesto, el casco, tampoco son ajenos a la tendencia de la personalización y también pueden conseguirse en todo tipo de colores y materiales.

¿Qué dice la ley?
Una respuesta de MinTransporte (radicado No. 20144210051641) dice que las modificaciones son posibles siempre y cuando no se alteren características propias, dimensiones y pesos y se mantengan características de seguridad e identidad iniciales, pero eso es tan amplio que en teoría no podrían ni siquiera instalarse baúles. En lo único que parece haber claridad es en los límites de sonido del escape y de la intensidad de luz de la farola, que siempre se deben verificar con el equipo adecuado y nunca a ojo u oído del policía.

Noticias recomendadas

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.