¿Por qué murió la 'religión' del engrase de piezas?

Hace muchos una tarea indispensable para el mantenimiento era llevar periódicamente el auto para que le engrasaran diferentes partes de la suspensión.

Por Redacción Motor

06:48 p.m. 09 de febrero del 2017
Suspensión y dirección 02

Antes se engrasaba la suspensión.

Era casi una religión, además de obligación, llevar el vehículo cada ¡1.500 kilómetros! a la bomba, que era un centro muy importante en vida de los carros, para que le cambiaran el aceite y engrasaran muchas partes móviles.

Además de la rutina y la ocasión de meterse debajo del carro, el ruido de los compresores cuando impulsaban la grasa y las demás operaciones de lubricación tenían su encanto. Eso se acabó.

Suspensión y dirección_01

.

La razón es que todas esas partes, como articulaciones de suspensiones, crucetas, varillas de la dirección y afines, ahora funcionan sobre cauchos o en unidades que vienen selladas y con la lubricación interna vitalicia, término que corresponde a la duración de la pieza que es desechable.

Suspensiones

.

¿Es mejor así? Lógicamente, sí. Cuando se agregaba grasa, de especificaciones no bien controladas ni conocidas en aquel entonces, por los mismos espacios por los cuales entraba el lubricante nuevo también podían ingresar agua y arena, que dañaban las partes rápidamente. Y los sellos que solían tener esas piezas para que la grasa no se saliera se dañaban con la presión que se hacía para reponerla.

Sintomas, diagnostico y mantenimiento de la suspension

.

A su vez, se tenía una grasa genérica para todo cuando cada parte tiene un trabajo y unos requisitos diferentes que piden un producto específico. Al lubricar todo genéricamente se causan muchas veces más daños, porque, por ejemplo, en las balineras se necesita una grasa diferente a la de un buje.

De ahí que los fabricantes de esas piezas las venden con la lubricación correcta preinstalada y es un error sacarles el material original que ha sido calibrado por ingenieros y ponerle uno a ojo del mecánico.

Suspensiones

.

Usar y botar es la norma ahora que, además, genera seguridad, pues ya no se hacen remiendos y aprietes temporales en las partes de dirección a las cuales antes se les daban varias vidas mecánicas, pero también ponían en riesgo muchas vidas humanas.

Noticias recomendadas

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.